Cultos del Viernes Santo de 1934

Gaceta de Tenerife,  26 Julio, 2010

A las tres de la madrugada, el tradicional y emocionante sermón del Crucificado en el Santuario del Santísimo Cristo de La Laguna. A las cuatro en punto de dicha madrugada saldrá procesionalmente el Santo Cristo, Nuestra Señora de los Dolores, San Juan y la Magdalena, acompañados de la Pontificia y Venerable Esclavitud y representaciones de las distintas Cofradías.

Al paso de esta procesión cantarán distintos coros y será acompañada de la Banda Municipal de esta ciudad y Banda de clarines a caballo y Banda de tambores al estilo de Sevilla.

 

Una multitud acudió el jueves a la Procesión de Madrugada

Diario de Avisos,  12 Febrero, 2010


El jueves pasado se celebró en La Laguna la procesión de madrugada. En las primeras horas del Viernes Santo, a las cuatro de la mañana, dos únicos pasos partieron de la Iglesia del Cristo e interrumpían su trayecto deteniéndose en cada tina de las Iglesias que tiene la ciudad. Cada parada servía para hacer una reflexión sobre una de las siete palabras que Jesucristo dijo en la Cruz. Fue emocionante cuando algunas personas arrancaron por malagueñas que dedicaron al Cristo y a los otros protagonistas de la procesión, La Dolorosa, San Juan y La Magdalena; Impresionante, la cantidad de gente que estuvo en La Laguna una noche tan fría, siguiendo pacientemente los comentarios, cantos y oraciones que se hicieron en los templos, avanzando hasta más allá del amanecer. Eran más de las nueve de la mañana cuando finalizó la parte procesional en la Catedral, mal rematada por los acordes del himno nacional que estuvieron fuera de tono. Sin embargo esto no hizo olvidar la grandeza y la importancia religiosa que hasta el momento había logrado. Posteriormente, en la Catedral, el Obispo consideró la séptima palabra y dio la bendición a los que habían llegado al final de una larga y especial jornada.

LA LAGUNA. María del Mar Bermudo.

Quien por primera vez acude a la procesión de madrugada que se celebra en La Laguna todos los años la noche del Jueves Santo desobedece desde su desarrollo a cualquier vocecilla interior que insinúe a priori lo que sería este acto de Semana Santa; hay que estar para hablar, y a quien es asiduo y no hay año que falte, no le basta la experiencia del año anterior, la emoción vuelve a brotar al siguiente.

En la procesión de madrugada, no es que el fervor respetuoso se imponga, éste nace en la multitud naturalmente por la disposición de seguimiento de los pasos de una iglesia a la otra, y sólo hay tiempo para perderse en habituales comentarios cuando se decanta la helada espera, tras poner “pies en polvorosa” y haber abandonado la Iglesia anterior cuando se intentaba restablecer pacientemente y siempre con éxito el orden de la procesión, que implicaba volver a sacar fuera los pasos, girarlos y que las personas que son sus respaldos humanos recobren su posición.

La procesión de madrugada este año partió como de costumbre de la Iglesia del Santísimo Cristo de La Laguna a las cuatro de la madrugada y concluyó en la Catedral pasadas ya las nueve de la mañana, aunque dentro, es donde iba a resolverse totalmente el acto litúrgico coronado por la bendición del Obispo de nuestra Diócesis.

Es la celebración más rigurosamente religiosa que se celebra, pero ello no le resta en respuesta. Aun cuando todavía en la Iglesia del Cristo se desarrollaban sus prolegómenos, el Sermón del Crucificado, la calle de La Carrera, sus transversales, la Plaza del Adelantado y los alrededores de la Iglesia de Santo Domingo, etcétera, etcétera, daban cabida a los noctámbulos que el pasado jueves abandonaron su sueño para dedicarle a Jesucristo su apoyo moral, sus oraciones y rezos y a La Dolorosa, San Juan y Magdalena, su consuelo. Se lo dijeron también con canciones, con malagueñas, con el ruido del sacro órgano, el incienso que se esparcía en cada uno de los templos y los preciosos lirios naranjas y violetas que habían depositado en cada una de las Iglesias.

LAS SIETE PALABRAS

No fueron los únicos que tenían algo que decir. El impresionante Cristo de La Laguna los saludó con la mirada y desde las alturas humildemente les reclamó siete cosas muy diferentes. Pronunció Siete Palabras desde la Cruz, que fueron comentadas con amplitud por los canónigos responsables de cada una de las Iglesias donde por espacio media hora se interrumpía la linealidad de su avance.

El cortejo estuvo encabezado por una banda de cornetas y tambores, se nutrió con unas cincuenta personas que portaban en su mano un cirio en actitud de promesa y entre las que se podía distinguir seis pies desnudos y fríos. Asimismo, estuvo una agrupación totalmente masculina, la Esclavitud que llamaba la atención por ser tan numerosa. Los dos pasos antes mencionados, y varios representantes eclesiásticos, entre los que se encontraba el Obispo de la Diócesis y, la banda de música cerraban dicho cortejo.

Este año, a diferencia de los restantes no fue posible el acceso por el callejón empedrado al Convento de Santa Clara porque se está rehabilitando, allí tenía lugar otros años la primera estación en el camino a través de la urbe lagunera y se hacía una consideración de la segunda palabra que hubo de realizarse por esta causa junto con la primera, en la Iglesia del Cristo. Luego, el itinerario estableció el siguiente punto en el Convento de las Catalinas, donde se procedió también a las oraciones, los cantos animando la tercera palabra. Consecutivamente se siguió el mismo procedimiento en Santo Domingo, Iglesia de La Concepción y La Catedral.

CUANDO LA NOCHE AVANZA

De mitad de camino en adelante, el cansancio se hacía presente en la gente, que anduvo aprisa para llegar antes que nadie a la nueva estación y hacerse con un hueco entre la multitud. La decisión de ir a la procesión es un elemento muy curioso este día, hay quien enlaza la diversión nocturna con la asistencia a este acto religioso porque no les compensa dormir, en otros el valor está en poner su despertador a altas horas de la mañana. Además, los hay que no renuncian a su descanso y todavía llegan a tiempo de las últimas palabras, a partir de las seis de la mañana. Aproximadamente a esa hora entraba la procesión en la parroquia de Santo Domingo. Fuera esperaron, los tres únicos representantes políticos que iban en ella (el alcalde José Segura, Domingo Medina y Tomás Morales), los miembros de las bandas de música… de tal manera que Don Vicente Cruz Gil, párroco del lugar se dirigió aparte de a una muchedumbre que no cesaba de llegar, a los Esclavos, los clérigos y los monaguillos que cargaban con un estandarte y a los que también adosada a un asta y rematada por una cruz de plata, soportan en su cabeza el peso de un armazón similar a una mitra y que se llama la mangacruz. El órgano de esta iglesia alargó su melodía más de la cuenta, y eso dificultó que la primera malagueña de la noche inundara un relativo silencio. La palabra fue la desolación, el mensaje “¿Quién os ha hablado mejor que yo y a quien habéis tratado peor que a mí?”.

FUERA DEL AYUNTAMIENTO

A continuación, fuera del Ayuntamiento, todos ansiaban las notas de las malagueñas. Los nervios y algún que otro micrófono inservible no pudieron con las canciones que se dedicaron al Cristo de La Laguna e hicieron estremecer los ánimos adormilados en esta noche, la más extraña de La Laguna. Tras las tres melodías, cantadas por dos mujeres y un hombre, el esfuerzo sugería un aplauso, no obstante se omite en una procesión de esta clase y se retoma la trayectoria. Enfilando la calle de La Carrera, al son del “Adiós a la vida”, sus componentes no abandonan, el sueño es mayor, pero restan aún unas dos horas.

En La Iglesia de La Concepción, un almendro adornaba la entrada de los dos pasos. Amanecía, el Cristo en uno y en otro. La Dolorosa, San Juan y La Magdalena, adquirían otra tonalidad, eran mas expresivos a la luz del día y más vistosas las flores malvas que custodiaban el trono plateado de la Virgen. Hasta allí acudió también predispuesta la gente. En los bancos de la Iglesia, muchos cerraban sin darse cuenta sus ojos, soñando casi con el descanso y atendiendo a medias el nuevo mensaje de la quinta palabra. Por el contrario, en otros la predisposición se agudizaba y sobre su atención se fue desglosando dicho mensaje, que esencialmente trató de la evangelización y por ello se aludió al Padre Anchieta.

EL VIERNES SANTO

Definitivamente era Viernes Santo, las campanadas del reloj anuncian que son las nueve de la mañana y como causa primordial del asombro de muchos, la procesión no había terminado pero pronto entraría por la puerta lateral de la Iglesia de la Catedral. Las expresiones fatigadas de políticos, sacerdotes y esclavos no se pueden ocultar en la claridad y es el final de la procesión de madrugada. Cuando el Cristo -como último paso- abandona la calle, a falta de la séptima palabra, hubo lo que yo considero la nota discordante de un acto como éste, que es como ninguno, poderosa y categóricamente religioso. Me refiero al son musical del himno nacional que interpretó de inmediato la banda. En este sentido, la clausura del desfile procesional consiguió no solo altas cotas de asombro de muchos de los asistentes sino por supuesto un cambio agrio de tono de la celebración amén de un fallo que hay que atribuir a sus organizadores.

El obispo, Felipe Fernández, habló sobre la séptima palabra. Dijo, “cuando nos llegue la hora, ¿sabremos pronunciar la última palabra?”. La interioridad del hombre, llámese psique, conciencia o espíritu es lo que hace al hombre el ser más superior de todos los de la Naturaleza. Mientras el Cristo miraba hacia el monumento de la Catedral el obispo dijo también que ya que la vida del hombre tiene un límite, debe encomendarse a Dios en su última hora como lo hizo Jesús en la Cruz. Así, con la bendición a los presentes y el canto coral, se clausuraba la procesión de madrugada, la más especial de la Semana Santa de La Laguna, de Tenerife.

 

Desde El Tanque, 190 fieles peregrinan al Santuario del Cristo de La Laguna

R.C.@ABC_CANARIAS / LA LAGUNA

Desde El Tanque, 190 fieles peregrinan al Santuario del Cristo de La Laguna

Día 13/04/2013 - 15.16h

Una representación de la junta de gobierno de la Esclavitud enseñó a los visitantes el museo y asistieron a una misa

El pasado sábado 6 de abril, la comisión de Fiestas de Nª Sª del Buen Viaje de la parroquia de San Antonio de Padua (El Tanque) realizó una peregrinación al Santuario del Santísimo Cristo de La Laguna. Unos 190 peregrinos escucharon misa oficiada por el párroco de El Tanque, Aníbal Antonio Hernández Socas, y el rector del Santuario, Carlos González Quintero.

La Pontificia Real y Venerable Esclavitud del Santísimo Cristo abrió las puertas del museo para que los peregrinos pudieran visitarlo. Una representación de la junta de gobierno de la Esclavitud enseñó a los visitantes dicho museo, quedando los fieles del norte de Tenerife muy agradecidos por tan entrañable detalle por parte de la Esclavitud.

 

 

Congregación de los peregrinos de El Tanque en el Real Santuario del Cristo de La Laguna

 

La Esclavitud del Cristo probará la incorporación de una banda de cornetas y tambores

Ninguna hermandad lagunera cuenta con acompañamiento musical propio La celebración de un año jubilar, otro objetivo.

D.R., La Laguna 30/mar/17 6:05 AM 

 

Una de las principales novedades de esta edición de la Semana Santa de La Laguna llegará de la mano de la Esclavitud del Cristo, una de las hermandades más conocidas de las que participan en esta tradición. El colectivo ha decidido que en sus próximas salidas a la calle lo acompañe una nueva banda de cornetas y tambores, en lo que supone una especie de prueba para que la formación acabe vinculada a esta entidad religiosa.

Procesión de la Madrugada del Cristo de La Laguna./Á. H.

Concretamente, se trata de excomponentes de la banda Sentir Verdeño, de La Verdellada, que han decidido constituir otro conjunto. Este tendrá una "colaboración formal" con la Esclavitud en función de cómo marche la relación entre las partes. Lo que convierte la decisión en llamativa es que actualmente ninguna cofradía lagunera cuenta con acompañamiento musical propio, si bien varias lo han intentado. La última fue hace unos años la Hermandad de la Sentencia, que consiguió incluso que el proyecto cristalizase, aunque no tuvo continuidad.

Según explicó el esclavo mayor, Francisco Doblas González de Aledo, otra de las iniciativas destacadas en torno al Cristo de La Laguna es la petición por parte del rector del Santuario, Daniel Padilla, de un año jubilar, una celebración católica con la que se busca el perdón de los pecados. En este caso, y aunque depende del proceso de solicitud, la intención es que dé comienzo en septiembre de este año. ¿El motivo? Aledo explicó que el día del Cristo de 2018 es un viernes y que con anterioridad, cuando eso ha ocurrido, se ha procedido a esa petición.

Asimismo, también viene trabajando la Esclavitud, apuntó su máximo responsable, en la actualización de la base de datos y del censo, lo que permitiría mantener una comunicación más fluida con los integrantes de esta organización.

 

 

La Esclavitud estudia construir un tanatorio en la plaza del Cristo

La hermandad señala en una carta enviada a sus miembros que ya ha contactado con empresas funerarias y que la intención es que las obras las sufrague quien reciba la concesión.

D. Ramos, La Laguna  2/abr/17 0:38 AM 

La Esclavitud estudia construir un tanatorio en la plaza del Cristo

La Esclavitud del Cristo de La Laguna está estudiando la construcción de un tanatorio en uno de los laterales de la plaza del Cristo. El proyecto consistiría en levantar la instalación en un espacio anexo a la denominada Casa de Esclavos -que es el recinto que se sitúa junto al Real Santuario-, y los ingresos por esta actividad irían para fines sociales.

Así se lo ha comunicado la hermandad, una de las más conocidas del casco lagunero, a sus miembros a través de una carta en la que se abordan distintos asuntos relacionados con la Semana Santa y con el presente del colectivo. En ella también se indica sobre la iniciativa que la entidad cofrade ya ha mantenido contactos con empresas funerarias y que una ha mostrado su interés por prestar allí estos servicios, así como que la intención es que las obras sean sufragadas por parte de quien reciba la concesión.

El documento, que firma el esclavo mayor, Francisco Doblas González de Aledo, recoge literalmente: "Propuesta de implantación de un tanatorio: tras contactos con empresas funerarias, existe una de ellas interesada en prestar servicios de velatorio en la huerta anexa a la Casa de Esclavos y con frente a la plaza, lo que a su vez ha tenido el respaldo de las Administraciones, al no existir ninguno en el casco de La Laguna. Todavía es solo una idea, que requiere estudiar su viabilidad y el parecer del Cabildo. Plantearíamos que quien esté interesado construya a su costa un tanatorio, que la Esclavitud podría dar en concesión por determinados años, a cambio de una renta mensual, retornando el edificio a la Esclavitud al fin de la concesión. Hemos pensado, si ello prospera, que la recaudación se destine íntegramente a acción caritativa y social. ¡Podríamos ayudar a muchos necesitados!".

Precisamente, los fines sociales son el elemento principal en torno al que desde este colectivo han venido articulando su discurso en los últimos meses, desde el anuncio de que utilizarían el quinto premio que obtuvieron en la Lotería de Navidad para reforzar este aspecto a la puesta en marcha de unas visitas a mayores del Asilo para celebrar sus cumpleaños. La nueva actuación propuesta también se puede enmarcar en la serie de proyectos que se han ido conociendo desde las convulsas elecciones celebradas a finales de 2016: que el Cristo de La Laguna salga en procesión a hombros, la petición a Roma de un año jubilar, la actualización del censo de esclavos y la posibilidad de contar con una banda propia de tambores y cornetas, a lo que se une el inicio del Plan Director del Santuario, del que ya se han redactado los proyectos y ahora se tramitarán las licencias.

 

La Madrugada más popular

La procesión del Cristo de La Laguna abrió con el mismo sentimiento y fervor de siempre el Viernes Santo en la ciudad. La participación de dos laicos en el Sermón de las Siete Palabras marcó esta edición.

15/abr/17 6:08 AM 

Sentimiento, tradición, fervor, emoción, historia, recogimiento... Son términos unidos de forma indisoluble a la Procesión de Madrugada de La Laguna, una de las más esperadas de la Semana Santa en el Archipiélago y que ayer, otro año más, volvió a justificar todos esos rasgos. En este caso con la novedad de que dos laicos participaron en el Sermón de las Siete Palabras: una mujer, Myriam Hogson, en el Real Santuario (¿un guiño a la entrada de féminas en la Esclavitud del Cristo?) y un hombre, Domingo Luis Martín, en las Siervas.

Un punto más de popularidad para una Madrugada que siempre fue popular, capaz cada año de llenar las calles y sacar a relucir el sentimiento de muchos tinerfeños, y más en una noche como la de ayer, de temperatura amable. Da igual que cada vez haya menos público en los desfiles de la Semana Santa lagunera; esta cita tiene sus fieles, y ejemplos de fervor tan diáfanos como el de la señora que acompañaba descalza al paso del Cristo de La Laguna o el de la anciana que portaba una vela envuelta en un recubrimiento de papel de platina, en una escena elocuente.

Otra de las novedades principales de esta edición estuvo en que la Esclavitud vivió la puesta de largo de la formación musical que previsiblemente será su banda de tambores y cornetas propia. Era justo esta la que abría un desfile que una y otra vez sorprende por su fuerza expresiva: los reflejos del Cristo en la pared al entrar y salir de Santo Domingo, las saetas en el ayuntamiento, el amanecer -que este Viernes Santo dio paso a un cielo sin una nube- o la interpretación del "Adiós a la Vida" al paso por la calle de La Carrera del Crucificado Moreno, que sale a la calle junto al paso de La Dolorosa, San Juan y la Magdalena.

Tras siete templos y siete palabras, tocaba descansar para seguir con un día intenso. Al menos en Aguere quedaban dos platos fuertes: la Magna y el Silencio.

 

Cientos de personas visitan La Laguna para admirar los monumentos sagrados

Los templos abren sus puertas el Jueves Santo para que los devotos contemplen un patrimonio artístico único con el que, además, se ganan Indulgencias Plenarias

14.04.2017 | 04:50

 Semana Santa en La Laguna

 

Ver Galería

Semana Santa en La Laguna

Cientos de personas se acercaron ayer a los templos laguneros en uno de los días de mayor recogimiento de la Semana Santa: Jueves Santo. Vecinos de la ciudad, de otros municipios y turistas de paso por la Isla acudieron desde primeras horas de la mañana de ayer a la capital religiosa tinerfeña, a la sede episcopal que abría las puertas de su catedral a los feligreses para mostrar los Pasos Procesionales sagrados junto a los altares con sus repujados adornos de plata, los tejidos más finos y los arreglos florales grandiosos que sirven para enseñar la excelente escuela de plateros y escultores que trabajaron en Canarias en los siglos pasados y la importancia económica de determinadas familias que sufragaban muchas de las piezas, unas hechas aquí, y otras traídas desde el continente europeo.

Según cuenta la tradición, después de confesarse y comulgar, si el Jueves Santo se recorren todos los Monumentos de La Laguna se ganarán Indulgencias Plenarias.

La solemne celebración de actos religiosos en La Laguna para conmemorar la Pasión, Crucifixión y Resurrección de Jesús atrae en estas fechas a miles de devotos cristianos a la ciudad que en 1999 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, pero en los últimos años los ritos litúrgicos se han convertido también en reclamo turístico para el municipio.

A la alta calidad artística de los Pasos Procesionales confeccionados por reconocidos maestros escultores, se une la orfebrería en plata que adorna los tronos, andas, sagrarios, frontales, cantoneras, columnas y retablos repujados como el de Los Remedios, (templo catedralicio) donde se custodia la Sagrada Forma, el Santísimo Sacramento de la Eucaristía. Las piezas que salieron de los talleres de Antonio Correa Corbalán, Ildefonso de Sosa o Antonio Agustín Villavicencio convirtieron a La Laguna en un núcleo de referencia artística, que junto a las adineradas familias de comerciantes, ayudaron a sumar un importante patrimonio artístico.

La tradición orfebre en La Laguna data del 1640 aunque su apogeo lo alcanzó a lo largo del siglo XVIII convirtiéndose en el núcleo más importante y original de la orfebrería y la platería del Archipiélago. La situación geográfica de las Islas hacía que la mayoría de las expediciones comerciales entre Europa, África y América terminaran recalando aquí y en aquellos barcos llegaban también artistas que dejaron su influencia en los talleres tinerfeños que fueron poco a poco ganando en prestigio por la cada vez mayor calidad de las obras que confeccionaban con motivos inspirados en el barroco sevillano, mexicano tardío y portugués.

Como cada año, cada templo erige un Monumento para el Jueves Santo, con estilo propio, pero siempre sobre una misma base. Así, la iglesia de la Concepción exhibe las andas barrocas labradas por José Antonio Rodríguez en 1754. En la iglesia catedral deslumbran las tablas flamencas de Hendrick van Balen, insertas en el gran retablo de Pedro Alonso Mazuelos. En la parroquia de Santo Domingo, sobre el retablo de plata y metal repujados por distintos orfebres con César Fernández Molina el último de ellos, destaca el manifestador de Pedro Merín (1715). O la hornacina del Santísimo Cristo de La Laguna es el marco habitual elegido por el santuario donde se venera esta imagen.

Bullicio en la catedral

En la iglesia catedral, se custodian muchos de los Pasos Procesionales que salen a la calle en estos días, por lo que no era de extrañar que ayer el templo fuera un punto de obligada visita y así lo entendieron cientos de personas que entraban y salían sin parar del templo. Cada pocos minutos se oía por el sistema de megafonía de la iglesia el sonido onomatopéllico que suele invitar al silencio debido a que las voces de las personas iban elevándose según avanzaban en su recorrido por delante de las distintas imágenes y de unos paneles que explicaban su historia así como la de las distintas hermandades laguneras que las procesionan.

Los visitantes entraban a la iglesia por una puerta lateral desde la plaza de los Remedios, que ayer estaba especialmente soleada y que acentuaba el ambiente más oscuro y de recogimiento del interior del templo nada más pasar bajo el arco de entrada.

El primer Paso Procesional con el que se encontraba ayer el visitante es el Ecce Homo, una obra de Ezequiel de León, que la talló al quemarse la anterior en el incendio de la iglesia de San Agustín, en 1964. La imagen muestra a Cristo sentado, coronado de espinas, con una caña como cetro y una clámide púrpura en alusión al pasaje evangélico de la burla y los escarnios. La imagen fue bendecida y salió por primera vez en procesión el Miércoles Santo de 1965, desde la iglesia de la Concepción.

Junto al Ecce Homo, se situó el Santísimo Cristo del Amor Misericordioso, imagen realizada en 1828 por el escultor orotavense Fernando Estévez para presidir las Salas Capitulares apenas 10 años después e la creación de la Diócesis de La Laguna. Muestra a Cristo ya muerto bajo pautas clasicistas y junto a Jesús, una imagen de la Magdalena arrodillada a sus pies. Esta última es también obra de Estévez, aunque la realizó con anterioridad, hacia 1809, y formaba parte del Paso del Cristo Predicador.

El Cristo de los Remedios se incorporó a los desfiles de Semana Santa en 1989. La imagen toma su título de la antigua iglesia parroquial, ahora catedral, lugar en el que recibe culto. Formalmente revela la influencia del Cristo de La Laguna y es una pieza que se ha atribuido al escultor Ruí Díaz de Armedo, quien pudo tallarla a finales del siglo XVI. Procesiona en su cruz de plata calada con filigrana y cristales rizados, obra del platero Juan Ignacio de Estrada, en 1670.

La Verónica y la Santa Faz es un paso que nace como resultado de diversas modificaciones que han conseguido trasladar con sentido narrativo la escena del encuentro de Cristo con la Verónica, que le limpia el sangriento rostro quedando reflejado en el paño la "Santa Faz. La imagen del Señor y la de la mujer samaritana (primitiva Verónica) fueron realizadas por Ezequiel de León en 1990 y 1980, respectivamente, y la de la Verónica, por Juan Ventura, en 1995.

El Señor atado a la columna es una obra genovesa donada a la iglesia de los Remedios en 1756 por Manuel Dapelo, a cuya generosidad se deben también el retablo y la basa procesional de la imagen que, estilísticamente sigue pautas clasicistas.

Nuestra Señora de las Angustias fue realizada por el escultor sevillano Gabriel de Astorga hacia 1866 y sustituyó a otra imagen de la misma iconografía, remitida desde México, que recibía culto desde 1715. Sobresale entre su ajuar el gran manto con el que procesiona, que fue bordado en el monasterio de Santa Catalina por sor Nieves Aranda.

La Oración en el huerto representa a Jesús orando en Getsemaní antes de ser prendido. Un ángel le conforta mientras tres de sus discípulos yacen durmiendo. La imagen de Jesús fue hecha por el escultor grancanario José Luján Pérez, hacia 1805, mientras que las de los apóstoles fueron adquiridas en Génova y estrenadas en 1768. El ángel fue tallado por Ezequiel de León en 1960.

La Santa Cena muestra a Jesús en la mesa junto a los 12 apóstoles durante la Eucaristía. El paso fue encargado en 1664 por la Hermandad del Santísimo al escultor de ascendencia vasca pero nacido en México, Antonio de Corbalán. Con el tiempo se sustituyeron o se reformaron varias imágenes, algunas de ellas por José Rodríguez de la Oliva y José Luján Pérez.

Entrada de Jesús en Jerusalén. El Cristo fue tallado por el escultor y pintor lagunero José Rodríguez de la Oliva mientras que San Pedro, la Magdalena, un niño y la burrita fueron hechas por Ezequiel de León.

Nuestra Señora de la Soledad es también del escultor y pintor lagunero José Rodríguez de la Oliva (1695-1777) está considerada su modelo de Dolorosa y desde el siglo XVIII acompaña a Jesús Nazareno en la procesión del Miércoles Santo. Más tarde saldría también el Viernes Santo en la procesión del Retiro.

Nuestro Padre Jesús Nazareno fue adquirida en Valencia y llegó a La Laguna a comienzos del siglo XX. Pudo ser rescatada del incendio de la iglesia de San Agustín en 1964, aunque tuvo que ser restaurada por el orfebre Guerra Molina.

Santísimo Cristo de las Caídas es un paso encargado por la familia Acuña Dorta a mediados del siglo XX. Pero el Jueves Santo es mucho más en La Laguna. Por la tarde, se celebraron procesiones como la del Santísimo Cristo de La Humildad y Paciencia, que salía desde la parroquia de Santo Domingo de Guzmán; la Santa Cena, desde la iglesia catedral o la del Santísimo Cristo del Calvario, que partía desde la parroquia de San Lázaro. Ya de madrugada, el Santísimo Cristo de La Laguna junto con la Dolorosa, San Juan y La Magdalena, que partía desde el Real Santuario del Santísimo Cristo de La Laguna.

 

Cumpleaños en el Asilo

4/may/17 06:10 

Cumpleaños en el Asilo

Con tarta, música y regalos. De esa forma se desarrollan los cumpleaños que desde noviembre viene celebrando la Esclavitud del Cristo de La Laguna en el Asilo de Ancianos, en la calle Viana. La iniciativa está enmarcada entre las acciones sociales que llevan a cabo y tiene lugar el último jueves de cada mes. Concretamente, fue tras las elecciones de finales del pasado año y el comienzo de la etapa de la nueva Junta de Gobierno, presidida por Francisco Doblas, cuando comenzó un proyecto que busca ofrecer a estos mayores un rato diferente.

 

Los trabajos de mejora del Santuario del Cristo de La Laguna empezarán ya este verano 

 

DIARIO DE AVISOS YAZMINA ROZAS                   07/05/2017 · 01:50

 

La imagen de El Cristo de La Laguna frente al santuario, cuyas obras de la primera fase durarán entre cinco y seis meses. SERGIO MÉNDEZ

 

La primera fase de trabajos de mejora y acondicionamiento del histórico santuario de El Cristo de La Laguna arrancarán previsiblemente a principios de este verano, lo que obligará al traslado temporal de la sagrada imagen a otra ubicación mientras duren las obras, afectando a los actos religiosos de las próximas Fiestas del Cristo de La Laguna. Este fue uno de los temas que se trató ayer en la Junta General Extraordinaria de la Pontificia, Real y Venerable Esclavitud del Santísimo Cristo de La Laguna.

Según explicó el esclavo mayor de El Cristo, Francisco Doblas González, esta primera fase es fruto del plan director elaborado con el Cabildo durante 2009 y 2010, que detectó los problemas y patologías del santuario y demás edificios del entorno. El proyecto contempla un total de seis fases de trabajo por una cuantía en torno a los 5 millones de euros, de los que esta primera se lleva casi 400.000 euros.

La estimación es que los trabajos comiencen a principios de este verano y obligarán al traslado de la imagen de El Cristo. “Una vez pasada la reunión de hoy [ayer], el siguiente paso es una reunión con el obispo para ver qué alternativas tenemos para su traslado”, apuntó el esclavo mayor. Además, la previsión es que las obras duren entre cinco y seis meses, por lo que los actos religiosos de las Fiestas del Cristo, que tienen lugar en septiembre, se tendrán que celebrar en el espacio temporal en el que se ubique la sagrada imagen, mientras que las demás actividades lúdicas y culturales se podrán seguir desarrollando en la plaza del Cristo.

Los trabajos de esta primera fase se centrarán, según explicó Francisco Doblas González, en la nave del santuario y las dependencias anexas, como la sacristía o el cuarto de las velas, y consistirán “en el levantamiento de toda la cubierta y de todo el artesonado y se va a limpiar toda la madera de tea y se va a impermeabilizar”. Además, “se aprovechará también para cambiar toda la instalación eléctrica para ponerla de última generación y se va a instalar un sistema de protección contra incendios, con aspersores y demás. Y se cambiará el suelo y algunos elementos que hay añadidos de carpintería”, añadió.

El plan director también contempla, en sus últimas fases, la restauración de muchos elementos, como piezas de orfebrería, cuadros o imágenes, que están catalogadas por el Cabildo.

TANATORIO

Otro de los puntos que se trató ayer es el proyecto para construir un tanatorio en las parcelas libres anexas a la Casa de Esclavos y frente a la plaza del Cristo. “Hemos mantenido reuniones con el Cabildo y el Ayuntamiento y el Obispado y todo parece dirigirse a la posibilidad de que se autorice ese uso en esta parcela, aunque aún no hay nada firmado”, apuntó el esclavo mayor. Incluso han hablado ya con una empresa del sector interesada en la construcción de este tanatorio que, según destacó, no tendría crematorio. “La idea sería hacer un contrato de concesión, nosotros le cedemos el suelo, ellos construyen el tanatorio y nosotros se lo concedemos por varios años y ellos irán pagando un canon”, explicó Francisco Doblas González.

La idea es que el dinero que se consiga con este proyecto destinarlo a un Plan de Acción Caritativa y Social de la Esclavitud, que se pretende poner ya en marcha, y del que también se habló ayer en la junta, “para ayudar a gente necesitada de la Isla, apoyar todo tipo de proyectos y a las misiones de la Iglesia en el extranjero”, apuntó. “La idea es que el dinero que pueda sobrar al acabar el año o que podamos recaudar a través de acciones específicas que vamos a empezar a realizar, que sean para este tipo de acciones y que la esclavitud no se limite a sacar al Cristo en procesión en las fiestas del Cristo y en Semana Santa, sino que demos un ejemplo a nivel civil de que estamos aquí para cumplir un papel social”, añadió el esclavo mayor.

LA INCORPORACIÓN DE LAS MUJERES SE ESTUDIARÁ PRÓXIMAMENTE

Un tema recurrente alrededor de la Esclavitud de El Cristo es la petición de que las mujeres puedan ingresar en la esclavitud, algo que de momento no está permitido. Este tema no se trató en la reunión de ayer pero el nuevo esclavo mayor indicó que quiere empezar hablando en breve con el colectivo de mujeres interesadas en entrar y luego convocará una comisión asesora “para ver cómo abordamos el tema”

 

El coste de la primera fase de las obras del Santuario del Cristo sube en 140.000 euros

La Esclavitud comenzará este mismo mes a buscar empresas especializadas en Patrimonio para licitar los trabajos en julio y que puedan comenzar en verano

Yaiza Rodríguez 14.05.2017 | 04:00

La primera fase de las obras del Santuario del Cristo, que se prevé que comiencen este verano, ha aumentado su presupuesto en 140.000 euros debido a que se aprovecharán los trabajos iniciales para realizar otras mejoras. Así, aunque en un principio se había presupuestado en 255.000 euros, las últimas modificaciones han elevado el coste a 395.000 euros, que sufragarán el Gobierno de Canarias, el Cabildo y el Ayuntamiento de La Laguna. Así lo anunció esta semana el esclavo mayor del Cristo, Francisco Doblas González de Aledo. 

El proyecto para estos trabajos está enmarcado en el Plan Director de Restauración del Santuario del Cristo de La Laguna, encargado por el Cabildo de Tenerife, que contempla seis fases por un presupuesto total de unos cinco millones de euros. En este momento, el proyecto se ha entregado en la Gerencia de Urbanismo de La Laguna y en la Consejería de Patrimonio del Cabildo tinerfeño, con el fin de que lo aprueben para poder comenzar los trabajos. 

Sin embargo, según explicó el esclavo mayor, aunque la autorización puede tardar en torno a dos meses, a finales de este mes ya comenzarán a contactar con empresas especializadas en trabajos en el patrimonio histórico para que puedan presentarse a la licitación privada que hará la entidad con el fin de obtener la mejor oferta posible. Este trabajo se realizará en colaboración con el Obispado, ya que este cuenta con experiencia en otras obras de este tipo. Francisco Doblas González de Aledo informó de que comenzarán ya a buscar empresas especializadas porque, al ser un plan director insular, se prevé que se realicen pocas modificaciones, ya que el proyecto ya cuenta con el apoyo del Cabildo. 

Hay que tener en cuenta que en esta primera fase se realizarán los trabajos "más urgentes", que van desde la impermeabilización de la cubierta hasta mejoras en la seguridad, como la instalación antiincendios o antiintrusismos (para evitar los robos). Además, se rehabilitará el muro en el que se apoya la imagen del Cristo que Francisco Doblas apuntó que se encuentra "muy deteriorada". 

El coste ha aumentado porque viendo que se va a trabajar en determinados espacios, se ha optado por hacer ya pequeñas cuestiones para no tener que intervenir en un futuro. Así, la previsión es que los primeros trabajos tengan una duración de entre cinco y seis meses. La intención de la Esclavitud es poder realizar la licitación en julio para que los trabajos comiencen en verano. "Queremos que empiecen lo antes posible", explicó el esclavo mayor. El inmueble tendrá que permanecer cerrado durante el tiempo que se realicen las obras, por lo que habrá que buscar una nueva ubicación para la imagen del Cristo, aunque el esclavo mayor reconoció que aún no hay nada decidido, pero en el municipio existen diferentes opciones donde se podría ubicar, siempre contando con el visto bueno del Obispado, por lo que, si se cumplen los plazos, los festejos del Cristo se celebrarán en otro recinto. 

El esclavo mayor aclaró que el pasado fin de semana convocó una junta extraordinaria, enmarcada en el plan de transparencia, para informar a los miembros de la Esclavitud sobre este proyecto, así como sobre el nuevo plan de acción caritativo-social bianual que llevará a cabo la entidad. "Queremos tener un papel más activo en la sociedad", señaló.