El 6 de julio de 1993, S.A.R el Príncipe D. Felipe de Borbón, visitó el Real Santuario del Stmo. Cristo de La Laguna y tomó la medalla como Teniente Esclavo de la Pontificia, Real y Venerable Esclavitud. Cerca de 2000 personas esperaban impacientes la llegada del príncipe Felipe, que se personó en el  Real Santuario alas 12,50 del mediodía. En la puerta del Real Santuario fue recibido por el prelado de la Diócesis D. Felipe Fernández, por el Rector del Real Santuario Fray José Arenas y  el Esclavo Mayor D. Juan Oliva Tristán en la entrada del mismo, asi como, los miembros de la Junta de Gobierno. En un sencillo acto, que comenzó sobre las 12 del mediodía. Numeroso público se concentraba en los alrededores del Santuario, cuando llegó la comitiva, comenzaron los vítores a S.A,R. don Felipe, el Real Santuario se encontraba lleno de invitados. El Obispo de la Diócesis, Monseñor Felipe Fernandez, recibe  al Principe Felipe acompañados por el Rector del Real Santuario Esclavo Mayor, el Acalde de La Laguna, diferentes sacerdotes de la ciudad, frailes de la comunidad franciscana y miembros de la Junta de Gobierno de la Esclavitud.El Obispo , tras saludar al Principe Felipe, le dio a besar el Lignum Crucis, le ofreció agua bendita para que se santigüara. Alllí tuvo lugar el ritual  de la imposición de medalla como Teniente Esclavo Mayor Honorario  al Principe, que tuvo amenizada por la Coral Polifónica de Santa Cruz, que inició el acto con los sones del himno nacional.

"Por amor a Dios, pido recibir la medalla de la Esclavitud como pertenencia al Señor, y con el propósito de extender el culto al Santísimo Cristo de La Laguna" Estas fueron las palabras pronunciadas por S.A.R., que tras ser bendecida por el Obispo, recibió la medalla "que incorpora a V.A.R. a esta Esclavitud y al mejor servicio de la Iglesia".

Tras esto, el Príncipe firmó en el libro de honor en que abundan las rubricas de sus antepasados y recibió de manos del Obispo el libro"El Santísimo Cristo de La Laguna y su Culto", como presente