Semana Santa Jubilar


Semana Santa Jubilar

En Semana Santa los cristianos conmemoran la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús de Nazaret.

Los Cultos de Semana Santa comenzaron el Domingo 25 de marzo, a las11:45 hrs. con la celebración propia del Domingo de Ramos en la Pasión del Señor, en el atrio del Real Santuario, con la bendición y procesión de palmos y olivos hasta el interior del templo.

Jesús entra a Jerusalén en medio de una multitud que lo aclama como el Hijo de Dios, hecho mencionado en el evangelio de San Marcos.”

Termianda la celebración se procedió al rito de la Ceremonia del Descendimiento y besapié de la Venerada Imagen del Stmo. Cristo de La Laguna, que presidía el Real Santuario con su majestuoso trono de plata. El descendimiento fue realizado por cuatro esclavos de la Centenaria institución, que depositaron al Stmo. Cristo en la cama-altar destinado para tal efecto. Una vez instalada la sagrada imagen comenzó el besapie por los fieles allí presentes.

Mientras transcurría el besapie se procedía a cambiar la Cruz de plata por la de madera, para las celebraciones del Viernes Santo. Terminado el besapie, se procedió a subir al Stmo. Cristo a la Cruz de madera por cuatro esclavos. Finalizando el acto con el  Rector del Real Santuario queprocedió a rezar las oraciones ante la venerada imagen.

Desde el lunes Santo hasta el Miércoles se fue realizando por el equipo de mayordomía y los esclavos que colaboraban, el monumento del Jueves Santo, este año mas sencillo ya que se encuentra el altar y la Hornacina en restauración.

 

El jueves santo, primer día del Triduo Pascual.

Por la tarde, lava los pies de sus discípulos y celebran la Última Cena. Cuando salen del cenáculo se dirigen todos hacia el huerto de Getsemaní donde Jesús se retira a meditar. Judas Iscariote le traiciona y lo señala con el beso en la mejilla. Jesús es capturado y entregado al Sanedrín. Durante toda la noche es juzgado por blasfemia. Pedro niega a Jesús tres veces antes de que cante el gallo, como el Maestro había augurado. (Marcos 14.66-72; Lucas 22.55-62; Juan 18.15-18, 25-27).”

En el Real Santuario a las 5 de la tarde comenzó la Celebración Eucarística presidida por nuestro Rector D. Daniel Padilla y concelebrado por varios sacerdotes como D. Pedro de las Casas, D. Francsico Santana y D. Angélico. Durante la celebración se procedió al lavatorio de los pies a doce personas de la comunidad del Santuario incluida varios miembros de la Esclavitud. Terminada la celebración se procedió a la procesión de S.D.M. hasta el Monumento donde se reservó hasta la celebración de los Santos Oficios del Viernes Santo.

 

Viernes santo, segundo día del Triduo Pascual.

El Viernes santo se recuerda la Pasión del Nazareno: su aprehensión, los interrogatorios de Herodes y Pilatos, la Flagelación, la Coronación de espinas y la Crucifixión. Poncio Pilatos está en contra de crucificar a Jesús, no lo cree culpable ni amenaza para Roma (Carta al Cesar) y ordena una pena menor, la flagelación. Los judíos no quedan satisfechos con este castigo y es obligado a crucificarlo. Poncio Pilatos se lava las manos en protesta por no estar de acuerdo con ésta ejecución. Jesús carga con la cruz por las calles de Jerusalén, lo que se conoce como la Vía Dolorosa. Es crucificado en el Gólgota (El Monte de la Calavera). A las 3 de la tarde, justo antes de morir, Jesús dijo: -“Elí, Elí, lemá sabactani“, (Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?). José de Arimatea pide permiso a Poncio Pilatos para descolgar el cuerpo de Jesús y darle sepultura en la tumba que él mismo le cede.”

A las 2,30 de la mañana del Viernes Santo comenzaron los cultos con la hora santa. A las 3.30 se incia la celebración de las 7 palabras. La Primera palabra: PADRE, PERDÓNALES PORQUE NO SABEN LO QUE HACEN. Comentando la Palabra: Dña. Esther González Marrero. Responsable del Movimiento de Comunión y Liberación en Canarias.

A las 4 de la mañana bajo los sones del himno nacional daba comienzo la Procesión de madrugada.

Al llegar al hogar del Stmo. Cristo de La Laguna, la venerada imagen realizó una para.  Para realizar la visita a Jesús Sacramentado colocado en el monumento realizado en la Iglesia de San Sebastián. Javi Hernandez y Mari Carmen González cantaron las malagueñas al Señor de La Laguna. Continua la procesión bajando la Calle Viana y al llegar al Convento de San Juan Bautista, sobre las 4,30 de la mañana comienza la Segunda palabra: EN VERDAD TE DIGO, HOY ESTARÁS CONMIGO EN EL PARAÍSO que fue comentada por La Madre Abadesa del Monasterio de Santa Clara y San Juan Bautista. En las calles de Ascanio y Leon huerta se cantaron las malagueñas al Stmo. Cristo mientras se unía a la procesión el paso de La Dolorosa, San Juan Evangelista y Santa María Magdalena.

Cristina Vera, Angeles y Obdulia Cabrera con sus voces armonizaron la noche mas triste del año con las siguientes coplas:

“Al Cristo que es mi alegría,

rezo y canto con orgullo,

siento en esta melodía,

mi corazón con el suyo,

y su mirada en la mía.”

“Al Cristo lo vi subir,

por la calle de la Carrera,

noche del Jueves Santo,

entre rezos y plegarias,

de su gente lagunera.”

“Siempre Cristo Lagunero,

que estás clavado en tu cruz,

si quieres subir al cielo,

es por verte desclavado ,

en tu gloria de tu Cruz.”

Proseguía la procesión por la calle del agua, rumbo al Monasterio de Santa Catalina de Siena, sobre las 5,30 entraba el Stmo. Cristo y comenzaba la Tercera palabra: MUJER, HE AHÍ A TU HIJO. HIJO, HE AHÍ A TU MADRE. Comentada la Palabra por el M.I. Sr. D. Vicente Cruz Gil. Canónigo Penitenciario y Capellán del Monasterio.

Al llegar a la Iglesia parroquial de Santo Domingo de Guzmán, hacia las 6,00 de la mañana comenzaba la Cuarta palabra: DIOS MÍO, DIOS MÍO, ¿POR QUÉ ME HAS ABANDONADO?. La Palabra fue comentada por el Rvdo. Sr. D. Lucio González Gorrín. Párroco de Santo Domingo de Guzmán. Previamente en la plaza de Santo Domingo de Guzmán se inciaban de nuevo las malagueñas. En este lugar cantaron Dani Cruz, Ana Mesa y Germán Rodríguez que interpretaron las siguientes coplas:

 

 

 

“Ay mi Cristo lagunero,

las tinieblas de este mundo,

tornastes en luz cegadora,

y fue tu amor tan profundo,

que esa cruz redentora,

murio el pecado inmundo.”

“Un último suspiro un lamento,

padre ya no puedo mas,

un ultimo suspiro,

una mirada al cielo,

así esta mi cristo lagunero,

agonizando en el madero.”

“La noche de viernes santo,

brilla mas clara la luna,

para alumbrar el camino,

al Cristo de La Laguna.”

Numerosa gente seguía la procesión acompañando al Cristo, la Agrupación Musical del Cristo seguía con sus marchas procesionales marcando el ritmo de la procesión. Un grupo de jóvenes ilusionados tocando para su Señor de La Laguna. Al llegar el Stmo. Cristo al Ayuntamiento, desde el balcón principal del mismo se encontraba María Mérida, premio Canarias 2017 y solista internacional del folclore canario interpretó la siguiente copla emocionada mirando al Cristo:

 

 

“Abrazame a tu madero,

besar tus pies y tus manos,

y al zoco de tu tierno pecho,

sentirme como el cielo,

ay mi Cristo, Lagunero.”

 

A continuación Olga Benavente y Alexis García interpretaron las últimas malagueñas de la noche que decían lo siguiente:

“Tu cuerpo casi sin vida,

y en el madero clavado,

y una corona de espinas,

mirando para el cielo dijo,

con triste agonía,

porque me has abandonado.”

“La hora se va acercando,

al Cristo que yo mas quiero,

y en su última agonía,

me dijo que no llorara,

que nos veríamos en el cielo.”

Agradecer al Esclavo la implicación con las malagueñas al Stmo. Cristo de La Laguna que año tras año está al pie para que no se pierda esta ya casi tradición

Continua la procesión, las filas de los esclavos suben la calle de la carrera, al llegar la venerada imagen del Stmo. Cristo al colegio de la Salle, comienzan los sones del “Adiós a la vida” de de la ópera Tosca de Giacomo Puccini, las trompetas enmudecieron, sólo se oye un suave sonar de los tambores y comienza la Banda Sinfónica la Fé a interpretar la marcha de procesión.

Al llegar a las Siervas de María sobre las 7,15 de la mañana, en el pórtico de la iglesia comienza la Quinta palabra:TENGO SED. Comentada por Don Miguel Fernández Perdigón, esclavo de la Real, Pontificia y Venerable Esclavitud del Stmo. Cristo.

Va amaneciendo los rayos del sol comienzan a iluminar el camino del Cristo, vamos llegando a la Parroquia Matriz de la Isla y comienza la Sexta palabra: TODO SE HA CUMPLIDO. Sobre las 7,45. horas. Comentó la Palabra, Doña Olga Alegre de la Rosa. Catedrática y Profesora Titular de la Facultad de Educación de la ULL.

A la Salida de la Parroquia Matriz de Ntra. Sra. de la Concepción las inclemencias del tiempo hizo cambiar el recorrido y bajar directamente por la calle de la Carrera hasta la S. Iglesia Catedral.

A las 8,35 llega el Stmo. Cristo y entra en el templo principal de la Diocesis bajo los sones del Himno Nacional el Stmo. Cristo. Una madrugada llena de emociones, sentimientos encontrados. Comienza la Séptima palabra: PADRE, EN TUS MANOS ENCOMIENDO MI ESPÍRITU. Comentó la Palabra el Excmo. y Rvdmo. Sr. Don Bernardo Alvarez Afonso. Obispo diocesano.

Pero la jornada del Viernes no termina aquí. Sólo acaba de empezar. A las 12 del mediodía se celebran los oficios del Viernes Santo en el Real Santuario, en el templo jubliar, comenzó la Celebración de la Pasión del Señor, presidida por su Rector D. Daniel Padilla y asistiendo a dicha celebración el Teniente General Jefe del Mando de Canarias D. Carlos Palacios Zaforteza.

El viernes Santo es un día de profundo dolor y tristeza para todos los cristianos, un dolor que nos tiene que conducir a una profunda reflexión. En la mente de todos nosotros está el recuerdo de la Pasión, con todos los sentimientos de dolor, compasión e incluso culpabilidad que nos llevan a pensar en nuestra pequeña parte de los pecados de la humanidad, por los que Jesús dio su vida.

Este día se centra en la figura de la cruz, símbolo de la muerte y de redención.

En ella queda reflejado el sufrimiento de Cristo, fruto de su amor por nosotros. Esto es la cruz, dolor y humillación, pero también salvación. Un símbolo, que nos tiene que hacer pensar en un amor tan grande que lleva a Jesús a entregar su vida por la salvación de aquellos que le conducen a la cruz.

En el rito que se celebró consistió en cuatro partes bien diferenciadas:

1. Liturgia de la Palabra, en la que se leerá la Pasión de Cristo.

2. La Oración Universal, en la que se pedirá por todas las necesidades del mundo

3. La Adoración de la Cruz, precedida por una procesión que traerá la cruz del fondo del Santuario al presbiterio.

4. La Sagrada Comunión, es la última parte de la celebración en la que se prepara el altar y se trae el Santísimo desde el Monumento.

Por la tarde a las 17 horas comenzó la procesión Magna del Santo Entierro. Sobre las 18,30 horas sale en el puesto 18 el paso de la Dolorosa, San Juan y la Magdalena. En un mismo paso procesionan ahora tres imágenes que antes lo hacían por separado y que antiguamente estaban, como el Señor, en el antiguo Convento de San Miguel de las Victorias. La Dolorosa es quizá una obra isleña de hacia 1700, que repolicromada por Fernando Estévez en la primera mitad del siglo XIX. La Magdalena fue adquirida en Génova antes de 1745, mientras que la de San Juan Evangelista es una obra anónima, también del siglo XVIII.

En el puesto 19 sale el Paso del Stmo. Cristo de La laguna bajo los sones del himno nacional, interpretada por la Asociación Musical. Hace su recorrido por las calles del casco histórico, bajo las miradas de numerosos fieles devotos miran al Stmo. Cristo con su cara serena. Muchas emociones seguidas. Los esclavos acompañan a sus titulares por el recorrido en el que transcurre la pasión del Señor, desde su entrada en Jerusalen hasta su entierro.

Al llegar de nuevo por la calle de la carrera a la S.I. Catedral la procesión inicia su retorno al Templo Jubilar, donde presidirá desde el presbiterio hasta las Fiestas Mayores de la Ciudad en el mes de Septiembre.

 

Sábado Santo, tercer día del triduo Pacual

El Sábado Santo, denominado por el Concilio Vaticano II “Sábado de Gloria”. El cuerpo de Jesús permanece en el sepulcro, custodiado por soldados romanos. Día del Silencio: La comunidad cristiana vela junto al sepulcro. Se espera el momento de la Resurrección.

El Real Santuario se une a la Santa Iglesia Catedral para celebrar la Vigilia Pascual. Durante el Sábado Santo no se celebra la eucaristía, la Iglesia permanece junto al sepulcro del Señor, meditando su pasión y su muerte, esperando en la oración y el ayuno su resurrección. Este día La Cruz sigue ocupando el centro de los templos católicos que, en sentido práctico, se preparan para la más importante celebración de la Iglesia: La Vigilia Pascual.

Con María permanece la Iglesia en vigilante espera. Todas las parroquias de la diócesis, mientras, se preparan para la Gran Noche de la Vigilia Pascual. Desde la puesta del sol, con la llegada de la noche, para la Iglesia ya será el Gran Domingo, el día de la Resurrección del Señor.

Según una antiquísima tradición, ésta es una noche de vela en honor del Señor, y la Vigilia que tiene lugar en la misma, conmemorando la noche santa en la que el Señor resucitó, ha de considerarse como “la madre de todas las santas Vigilias”. Toda la celebración debe hacerse durante la noche. Bernardo Álvarez presidió en su sede la Solemne Vigilia Pascual que comenzó a las 22 horas. En la misma se conferirá se realizó un bautismo.

Las celebraciones de la primera parte del Triduo (misa vespertina del Jueves Santo y celebraciones del Viernes y Sábado Santo durante el día) son intensamente sobrias, en cambio la noche santa de la Resurrección es una fiesta rebosante de alegría. El paso de la tristeza al gozo, de la muerte a la vida se expresa en la misma Vigilia Pascual, la más importante celebración de los cristianos. Por ello, la culminación del Triduo Pascual es la Vigilia Pascual en la que hacemos memoria sacramental de la resurrección del Señor.

 

Domingo de Resurrección

El domingo de resurrección también llamado Domingo de Gloria. Los cristianos celebran la Resurrección de Jesucristo tras haber sido Crucificado. Es la culminación de la Semana Santa. Jesús de Nazaret se le aparece a María Magdalena, a sus discípulos y a gente de su confianza.

A las 12 del mediodía comenzaba la Celebración Eucarística de la Resurreción. Presidida por el Rector del Real Santuario y terminando con la procesión del Resucitado con S.D.M. en unas andas de plata que recorrió los alrrededores del Atrio acompañado por la Agrupación Musical Santísimo Cristo de La Laguna.

Esta es la Crónica de una Semana Santa y Jubilar

Feliz Pascua de Resurrección