El pelo y la barba de la talla presentan un color similar al anterior a la restauración, pero el rostro se ha aclarado y deja ver hilos de sangre que le dan otra expresión. La experta Myriam Serc afirma que la imagen procede de Bruselas.

EL 22 de marzo de 2012  se presenta la Restauración de la venerada imagen del Stmo. Cristo de La Laguna. Los medios de comuncación se hicieron eco de  la noticia. El periódico el Día atravez del periodista D. Domingo Garcia Barbuzano y que decía así:

" El Cristo de La Laguna, una vez restaurado, fue ayer expuesto de nuevo en el altar de su santuario, siendo lo más notorio la recuperación de la expresión del rostro de la venerada imagen, pues donde antes había un color moreno ahora se ha aclarado dejando ver una gran cantidad de hilos de sangre ocultos durante años por los aceites y betunes aplicados. Por ello, el Crucificado presenta ahora una imagen en la que queda patente un dolor no visto por las actuales sino por las antiguas generaciones.

En la rueda de prensa previa a la presentación de la imagen, la directora del equipo de restauración del Instituto Real de Patrimonio de Bruselas, Myriam Serc-Dewaide, dio a conocer datos de alto interés histórico-artístico como que hace dos siglos el Cristo perdió los dedos pulgar, índice y medio de la mano izquierda, que fueron reconstruidos. Resaltó un hecho que calificó de excepcional como es que no conocía en toda Europa una talla como esta que ha mantenido durante cinco siglos la policromía en un 98%, lo que, como precisó, "es extremadamente raro y no visto antes, lo cual se puede deber, entre otras cosas, a la estabilidad del clima de la ciudad de La Laguna".

Myriam Serc-Dewaide desmintió la teoría del profesor Francisco Galante Gómez sobre que el Cristo de La Laguna procedía de Amberes, afirmando que su origen está en Bruselas, al tiempo que descartó que la talla fuera esculpida por Louis Der Vule.

La rueda de prensa fue dada en la sala de juntas de la Esclavitud y, aparte de la citada especialista de Bruselas, contó con la asistencia del Esclavo Mayor, Iván Manuel González Riverol; el padre rector del santuario del Cristo, Carlos Quintero; José Antonio Montesdeoca, técnico de Patrimonio del Cabildo Insular de Tenerife; Silbano Acosta Jordán, asesor-retaurador de Bellas Artes de la Esclavitud, y Francisco Doblas González Aledo, miembro de la Esclavitud del Cristo y secretario de la comisión de seguimiento de la restauración de la talla.

Myriam Serc-Dewaide comenzó su intervención diciendo que el Cristo de La Laguna es una imagen flamenca realizada entre 1500 y 1516, que su estilo tiene su origen en el norte de Europa y que el material utilizado fue madera de roble y colorantes de Flandes.

Destacó que la talla "ha sufrido varias alteraciones como grietas, levantamiento de la policromía y pérdida de la pintura. El cabello y la corona fueron cubiertos por betún y otros colorantes en el pasado, siendo notorio que la capa de betún que le dieron en su momento se desplazó hacia la cara y los hombros, alterando su color original". Añadió que le aplicaron antaño aceite de almendra dulce antes de salir en procesiones, el cual, por su componente pegajoso, atrajo polvo en suspensión que confirió el anterior color que tenía el Crucificado, por lo que lo consideraban moreno.

Myriam Serc-Dewaide señaló que "la necesidad de someter el Cristo a un tratamiento de limpieza era imperiosa, la cual hemos realizado con prudencia y previa a pruebas científicas. El equipo respetó, en todo momento, la pátina original y el desgaste debido al uso y la piedad de los fieles".

Las reconstrucciones que se han hecho en el Cristo, según Myriam Serc-Dewaide, "han sido mínimas y han consistido en tratar pequeñas grietas y fisuras y fijar el rizo de la parte izquierda de la cabeza de la imagen, que estaba sujeta con un alambre y un clavo".

El equipo de Bruselas ha aplicado al Cristo una capa protectora de ceras especiales que lo protejan sobre todo en las procesiones.

Myriam Serc-Dewaide dedicó muchos elogios al Cristo de La Laguna: "Podemos disfrutar de nuevo de un magnífico, hermoso y sereno rostro. Es una obra maestra y espero que atraiga ahora a expertos en restauración, imaginería y patrimonio y a los amantes de una gran obra como esta".

Las recomendaciones que dio a los miembros de la Esclavitud del Cristo es quitar el polvo con un plumero y cuando pase el tiempo aplicarle un tratamiento con cera.

A la mayoría de los fieles que llenaron ayer el santuario les gustó la nueva imagen que presenta el Cristo de La Laguna, y mostraron su asombro ante hematomas, heridas e hilos de sangre nunca vistos antes. Las personas mayores destacaron su tendencia por el aspecto que tenía antes: "Este no es mi Cristo. No es mi Morenito", aunque añadieron que la devoción será la misma y que todo será cuestión de acostumbrarse al nuevo color."

"La imagen del Cristo de La Laguna ya ha sido colocada en su altar de plata y podrá ser admirado hoy por los fieles, después de las 11:00 horas, una vez que haya finalizado la rueda de prensa que, en su sala de juntas, dará la Pontificia, Real y Venerable Esclavitud para dar a conocer a los medios informativos los detalles del proceso de limpieza que han llevado los técnicos en la histórica y venerada imagen seguido de una visita a dicho Crucificado en su santuario.

Personas relacionadas con la Iglesia, el arte y la política, que han visto terminada la restauración, han destacado que les gusta mucho cómo ha quedado la imagen del Cristo. Añadieron, como adelantó este periódico al comienzo de los trabajos, que ahora el público podrá ver una imagen con cardenales y gotas de sangre que hasta ahora no se apreciaban debido a los productos aplicados a lo largo de la historia sobre la talla y por el efecto de las velas y los agentes atmosféricos que no lo dejaban ver al oscurecerse más el Crucificado.

El propio Esclavo Mayor, Iván Manuel González Riverol, ha valorado de forma muy positiva la imagen que presenta ahora el Cristo de La Laguna, "pues la sociedad -precisó- debe saber que lo que los técnicos han hecho es sólo limpiar la talla, y más concretamente retirar los aceites y betunes que en su día aplicaron al Crucificado, ocultando unos detalles que ahora hacen que la imagen sea más real. Es decir, que hemos sacado a la luz los detalles que negativas actuaciones de oscurecimiento ocultaron y que si en el pasado los fieles disfrutaron con una estética del Cristo es lógico que, pasados los años, la actual sociedad vuelva a clavar sus ojos en un aspecto nunca visto por las generaciones actuales".

El equipo que ha restaurado el Cristo pertenece al Instituto Real de Patrimonio de Bruselas y ha estado formado por su directora, Myriam Serc-Dewaide (Bruselas), y los técnicos Marta Darowska, Luc Serck y María Teresa Barrios, procedentes de París, Bruselas y Bilbao, respectivamente.

Las partes del cuerpo del Cristo que ha perdido en lo que a la pátina se refiere no han sido restauradas, ya que los trabajos sólo se han centrado en la limpieza de la imagen, la consolidación de la policromía perdida, la fijación del rizo del rostro del Crucificado que tenía partido, y la aplicación de una capa para consolidar la pátina.

Sobre quienes han manifestado que la Esclavitud ha impuesto a los miembros de la misma el pago de 50 euros para contribuir a la restauración del Cristo, el esclavo Mayor, Iván González, destacó que dicha aportación se decidió en una junta general extraordinaria, y que no se ha obligado a nadie menos sometido a imposiciones."