Año 2019 del Periódico El Día 

Toma posesión la nueva Junta de Gobierno de la Esclavitud. 15/01/2019

El pasado jueves día 10 se celebró en el Real Santuario del Cristo de La Laguna la toma de posesión del esclavo mayor de la Pontificia, Real y Venerable Esclavitud del Cristo de La Laguna, Francisco J. Doblas González de Aledo, y de los miembros de su nueva Junta de Gobierno, elegida por aclamación.

Se trató de un acto emotivo, ya que es la segunda vez que se realiza en el mismo santuario y a los pies del Cristo de La Laguna.

Al acto acudieron, entre otros, el presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso; el alcalde de La Laguna, José Alberto Díaz; el nuevo coronel de artillería, Juan José Llorente; el vicerrector y sacerdotes del santuario, así como el delegado de Patrimonio Diocesano y el capellán castrense.

Una vez tomada posesión, el esclavo mayor dijo que "la Esclavitud no solo debe ser una entidad con acervo histórico y que acompañe a su imagen en procesiones en Semana Santa y las Fiestas del Cristo, sino que debe ser, ante la sociedad civil, un ejemplo del potencial de la ayuda -de una cofradía- a la gente necesitada".

Terminado el acto, González de Aledo invitó a Carlos Alonso a firmar en el segundo Libro de honor de la Esclavitud, inaugurado en 2006 con la firma del rey Juan Carlos I.

El Santuario del Cristo avanza en su renovación. 03/03/2019

El histórico templo católico de la Ciudad de los Adelantados afrontará a partir de finales del mes de abril la segunda fase del Plan Director, que tiene como objetivo reconstruir el recinto de forma íntegra.

El Real Santuario del Santísimo Cristo de La Laguna ya va tomando forma, gracias, entre otros aspectos, al impulso dado por el Cabildo de Tenerife y el Gobierno de Canarias. A las mejoras implementadas y finalizadas hace aproximadamente un año (principios de marzo del año 2018 e iniciadas en 2017) dentro de la primera fase del Plan Director de la Restauración del Santuario, se unirá, a partir del próximo mes de abril, el inicio de la segunda fase. En concreto, las obras comenzarán en los días posteriores al Domingo de Resurrección (21 de abril) del presente año, y contemplarán, entre otras actuaciones, la reforma del antiguo convento franciscano, lo que a día de hoy es la Casa de la Esclavitud del Cristo de La Laguna.

Las obras están incluidas dentro del proyecto de renovación de un templo que se encontraba obsoleto y unas condiciones deterioradas, producto del paso del tiempo y del desgaste ocasionado por diferentes sucesos y catástrofes, como el incendio de 1810, que obligó a la Esclavitud a reformar el lugar en aquello/ tiempos.

Por ahora, la primera fase, finalizada hace casi un año, ha permitido darle un lavado de cara a la zona del Santuario, de la que se ha rehabilitado el tejado por problemas de humedad y aislamiento y se ha eliminado la presencia de un zócalo de madera que estaba situado en el lugar desde los años 80, siendo sustituido por piedra molinera. Se trata de un elemento añadido cuya exclusión, según el esclavo mayor Francisco José Doblas González de Aledo, costó confirmar por parte de la asociación religiosa, pero finalmente se procedió a realizarla puesto que, en palabras suyas, "no concordaba con la tipología de las iglesias canarias, además de que le restaba luminosidad al espacio".

De lo realizado hasta ahora resalta también la renovación del tendido eléctrico del Santuario y del sistema de protección contraincendios. Desde el seno de la Esclavitud se consideraba como una prioridad dentro del Plan Director por el riesgo que representaba el hecho de no acometer cuanto antes una acció/n que se deseaba llevar a cabo desde los años 60 y 70. "Podíamos tener un disgusto el día menos pensado", afirma Doblas González de Aledo.

Esta primera fase de la reconstrucción supuso una inversión de 321.596 euros, de la cual un 80% ha sido invertida por el Cabildo. Aparte de dicha dotación económica, la corporación insular también aportó otros 250.000 euros para la reforma del retablo del Cristo, catalogado como Bien de Interés Cultural. Esta intervención contó con la ayuda de Paz Navarro, única restauradora del país especializada en orfebrería, y trajo consigo la construcción de una estructura de acero inoxidable anclada al suelo en sustitución de una madera que "estaba muy deteriorada", comenta el esclavo mayor.

A todas estas mejoras ya materializadas se añadirá, después de Semana Santa, la segunda fase, que abordará, a su vez, varias subfases. Una de ellas será la reconstrucción integral del antiguo convento franciscano de San Miguel de Las Victorias, anexo al Santuario. "Los franciscanos abandonaron el templo en 2011 por falta de vocación religiosa y por la ausencia de un relevo generacional. Un problema que los llevó a cerrar muchos conventos en Canarias. Se trata, por tanto, de un lugar en el que hay presentes muchos elementos añadidos que eran usados por ellos, pero que ya no son necesarios y que a la Esclavitud le supone una pérdida importante de espacio", afirma Doblas González de Aledo. Ese es el motivo por el que esta parte del Santuario se someterá a una profunda restauración, que tiene como objetivo devolverle el uso propio de la misma a la hermandad.

Algunas de las medidas ideadas en este sector de la iglesia son la habilitación de un patio interior sobre el que gire todo el sector y reorganizar la ubicación de la casa del rector, de modo que este se traspase a otra parte de los axesos del Santuario. El objetivo es que en el antiguo convento se sitúen oficinas y almacenes donde el rector y los miembros de la cofradía puedan situar sus enseres, y que en el otro lugar se establezca la casa del rector, todo ello enmarcado dentro de la intención de asignarle a cada uno de los sectores del templo ese uso exclusivo comentado con anterioridad.

Esta fase tendrá un coste aproximado de 1.600.000 euros, de los que un 20% serán aportados por la Esclavitud y 1.100.000 euros se encuentran ahora mismo consignados en el Cabildo. Con ellos se prevé también reurbanizar el atrio, lo que ha provocado que el presupuesto haya aumentado con creces.

Otra de las principales actuaciones que se desarrollarán será recuperar bienes muebles (esculturas y pinturas) que actualmente están deteriorados. Se realizarán excavaciones enfrente del cuartel.

En lo que respecta a la zona descubierta de huertas anexa a la Casa de la Esclavitud, el propósito fijado en el Plan Director redactado por el arquitecto Alejandro Beautell es derruir una caseta que en el pasado fue utilizada como una suerte de almacén, así como habilitar la parte trasera del Santuario para convertirla en un columbario, un cementerio de cenizas en el que la gente podrá situar los restos incinerados de sus familiares, con la peculiaridad de que se trata justamente de la pared trasera del altar en el que está situado el retablo del Cristo. "La gente tendrá la posibilidad de que sus seres queridos puedan descansar a las espaldas de Cristo", comenta el esclavo mayor.

No se tiene, no obstante, la misma certeza con respecto al proyecto de velatorio previsto para 2020, cuyo levantamiento se cree necesario por parte de la asociación religiosa, pero que en estos momentos se encuentra en duda.

Por último, las otras reformas que se pretenden realizar en los próximos meses se corresponden, por un lado, con el museo del Santuario, en el que se tiene pensado reordenar la distribución de las imágenes y esculturas que se encuentran en un espacio no visitable actualmente. Las mismas se encuentran sin espacio y la intención es, además de restaurar alguna de ellas (sobre todo las de mayor valor), colocarlas en cristaleras para que puedan ser mostradas en el futuro de cara al público.

También adquirirá importancia en esta etapa la recuperación de la nave de Santa Bárbara, adjunta al Santuario. Aún no se tiene muy bien definida su utilidad, aunque lo que se tiene claro desde la cofradía es que es una obra de imperiosa necesidad, debido a la falta de espacio generalizada en todo el recinto.

"Bien como una ampliación de la nave central o como una sala en la que se puedan llevar a cabo exposiciones o reuniones, me gustaría que, como parte consustancial del propio conjunto arquitectónico del Santuario, estuviera de alguna manera vinculada al mismo", declara Doblas González de Aledo. La función de aislamiento del resto de acciones que se lleven a cabo en la iglesia es la opción que tiene más fuerza para esta zona concreta dentro del Plan Director.

Las obras durarán, como mínimo, unos diez-doce meses y no impedirán que el recinto siga abierto a pesar de las consecuencias obvias y habituales de este tipo de operaciones, como el ruido o la presencia de polvo y de restos varios.

Desde la Esclavitud se considera fundamental la puesta en marcha de esta segunda fase, pese a que no haya sido la primera en aplicarse y de que no constituya la parte más visible o conocida del templo. Un honor que le corresponde al Santuario por ser la zona en la que reside el Cristo, que a su vez es el motivo de visita diario de un gran número de turistas. "Está bien que las administraciones nos ayuden con el Santuario, pero es que la Casa de la Esclavitud va unida a él. Al fin y al cabo, somos los que mantenemos el patrimonio, al mismo tiempo que la casa del rector, que a es el que se encarga del culto al Cristo. Por lo tanto, no tiene sentido que se nos ayude con el tendido eléctrico, la protección contraincendios, el aislamiento, etc., y que no se renueve el edificio que está al lado, que es lo que le da vida al Santuario. Las administraciones públicas han entendido que este era el momento y que si se reconstruía tenía que ser hora", expone el esclavo mayor.

El templo

El Real Santuario del Santísimo Cristo de La Laguna es uno de los templos de mayor prestigio de la ciudad y de toda la Isla. Fundado en 1580 y con más de cuatro siglos de existencia, es conocido por acoger al Cristo de La Laguna, que constituye una de las representaciones más famosas y veneradas de Jesucristo en las Islas. La basílica sufrió un incendio en 1810 del que solo se salvaron el propio Cristo y la Casa de la Esclavitud. Su reparación, además de costearse con el dinero de la cofradía, se completó con el uso de los propios materiales que se vieron afectados por el acontecimiento, como vigas de tea y maderas antiguas quemadas, pero que resistieron al desastre y que aún siguen presentes en el lugar como una manera de dejar testimonio de lo ocurrido. Ese es uno de los motivos que explican que se concibiera a la reforma de la basílica como la construcción de una capilla provisional que albergara el Cristo unos años hasta que se procediera al levantamiento del nuevo santuario. No obstante, el lugar se instituyó como el santuario definitivo.

La Esclavitud

La Esclavitud del Cristo es la asociación religiosa que, desde hace más de tres siglos, se encarga de conservar el patrimonio inherente al Cristo de La Laguna. La cofradía fue fundada en 1659 y cuenta con más antigüedad que otros organismos de gran calado en la Ciudad de los Adelantados, como el Obispado o el Ayuntamiento lagunero.

Moreno-Luque diserta en las Casas Capitulares.29/03/2019

El magistrado-presidente de la sección segunda de la Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, Juan Ignacio Moreno-Luque, disertará hoy, a partir de las 19:00 horas en las Casas Capitulares de la Catedral. Su conferencia lleva por título El Proceso contra Jesús de Nazaret y se celebra en el marco de las Jornadas Días de Cofradías de la Esclavitud del Santísimo Cristo de La Laguna.

El esclavo mayor, Francisco Doblas, explicó que Moreno-Luque ya intervino hace dos años en la Sala de Juntas de la Esclavitud, e indicó que esta charla la presentará el ex fiscal general del Estado Eligio Hernández.

Una restauración con mucha historia.02/04/2019

El arquitecto Alejandro Beautell realizó ayer un recorrido por los trabajos ejecutados en el Santuario del Cristo de La Laguna y por los que están previstos en las siguientes fases para rehabilitar el conjunto.

Las obras de restauración del Real Santuario del Cristo de La Laguna pusieron ayer el cierre a las XIX Jornadas Días de Cofradías, organizadas por la Esclavitud. Fue a través de una conferencia del arquitecto Alejandro Beautell, titulada Tiempos históricos: la restauración del Santuario del Cristo de La Laguna e inmuebles de la Esclavitud, en la que hizo un recorrido por las actuaciones ya ejecutadas y por algunos de sus entresijos, así como por los trabajos previstos.

Entiende Beautell que el proceso que se encuentra en marcha en el templo se puede calificar de "histórico", dada la transformación que se conseguirá en pocos años, y puso también de relieve la decisión de la conocida hermandad lagunera de actuar y el apoyo prestado por las administraciones públicas y el Obispado, en lo que también se detuvieron el presentador de acto, José Carlos Marrero, y el esclavo mayor, Francisco Doblas González de Aledo, durante una cita que tuvo lugar en la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Tenerife (RSEAPT).

A juicio del arquitecto, el Santuario y sus construcciones anexas constituyen un "conjunto agradable, con una escala muy humana, pero que necesitaba atención". Y de ahí las actuaciones que se han realizado.

Dos de las líneas maestras que, de forma genérica, defiende este profesional son la "limpieza del espacio" para centrarse en los aspectos principales y la utilización de la luz "casi como un material de construcción más". Y ambas se llevaron a la práctica en el Santuario, donde se buscó una mayor luminosidad y se reconsideraron algunos añadidos, como los zócalos de madera. No fue, ni mucho menos, lo único en lo que hubo que actuar. También tuvieron que hacer frente a humedades por capilaridad, pavimentos en mal estado (se sustituyó por uno de mármol combinado con piedra basáltica), problemas de impermeabilización, daños estructurales... Las fotografías con las que acompañó su alocución mostraron de forma elocuente que la tarea que tenía por delante no era sencilla.

Aquellos trabajos superaron el medio millón de euros, mientras que las tres fases en una (tercera, cuarta y quinta) con la que se acabará de rehabilitar el conjunto -y de las que también se encargará Alejandro Beautell- superarán los dos millones. Será el cierre al proyecto

El otro Cristo. 20/04/2019

Mientras unos se afanan por no perder el tranvía para ir al encuentro del Crucificado lagunero, Cristo Yeray se debate esa madrugada del Viernes Santo por lograr un sitio dormir; el que usaba ahora está vallado.

Rumbo a Aguere, a la procesión de la Madrugada en la que cada Viernes Santo sale el Cristo de La Laguna de su Santuario, otro Cristo espera el tranvía en plaza de Weyler. En su caso, Cristo Yeray. Un chico que hasta esa noche pernoctaba en el Barranco Santos en una zona que han vallado y que se mezcla con cuantos esperan el paso del tranvía para poner rumbo a la procesión. Cristo, Yeray, pide un euro. Ni eso, solo completar lo que le falta para coger el transporte guiado por sabe que están los revisores y no quiere tener problemas. Con ocho años asegura que falleció su madre víctima de cáncer, y dos años después perdió a su padre. Por deudas perdió su vivienda en La Candelaria. De eso hace ya casi quince años; la mitad de su vida. La madrugada del Viernes Santos muchos van a la procesión, pero Cristo Yeray se bajará en la parada Conservatorio, para buscar cobijo en la casa de un amigo. Seguro que a esta hora duerme, casi se lamenta.

Mientras, decenas de personas se suben al transporte guiado para participar en la procesión del Cristo de La Laguna. Antes de la primera de las siete palabras -tantas como reflexiones se proponen en su procesión-, el rector del Santuario, Daniel Padilla, dirige una hora santa, mientras se repite la estrofa de la canción: "Jesús me ama y se entregó por mi".

En los bancos, parece haberse batido el récord de togas por metro cuadrado. Daniel Padilla anuncia el inicio de la procesión. La primera reflexión la dirige Montserrat del Pozo, superiora general de las Hijas de la Sagrada Familia de Nazaret, congregación que prepara en Tenerife su próximo capítulo general. De ahí, la nutrida presencia de religiosas en la madrugada del Cristo de La Laguna. Un pedazo de cielo parece haber bajado cuando se las escucha entonar una canción, a la que sigue la reflexión.

Dentro del templo, Daniel Padilla y otro presbítero inician la procesión, a la que se suman a la salida del Santuario el alcalde de La Laguna, flanqueado por dos miembros de su equipo, para afrontar el recorrido. Desde la misma puerta del santuario, los esclavos forman una hilera a izquierda y derecha que acerca a vecinos y visitantes hasta la puerta del convento de San Francisco. Justo ahí se suma a la representación religiosa Jesús Agüín, para cruzar la plaza del Cristo rumbo al convento de las Claras. Antes, fieles deciden pertrecharse en la churrería mientras otros acuden a la calle a su inicio desde la plaza del Cristo, donde el laureado solista Javier Hernández, miembro de Sabandeños y de la UA El Cabo, interpreta al Cristo moreno una malagueña, la primera de una serie que se sucederán en la fría y ventosa madrugada, entre los intentos del portador del estandarte del Cristo por evitar que el viento pase factura. De las Claras, acompañado el Cristo por La Dolorosa, San Juan y La Magdalena, a las Catalinas, en la plaza del Adelantado, donde unos hace oración y otros prefieren ir a la churrería próxima. Y así, sucesión de estaciones penitenciales hasta culminar la procesión después de las nueve de la mañana, a la espera que llegue la Magna por la tarde.

La Catedral y el Cristo, ejemplos de seguridad en inmuebles religiosos. 24/04/2019

La Dirección General de Patrimonio Cultural, las diócesis canarias y los cabildos trabajarán para promover la protección del patrimonio eclesiástico ante sucesos como el de Notre Dame.​

La Catedral y el Santuario del Santísimo Cristo, ambos ubicados en La Laguna, destacan entre todos los inmuebles eclesiásticos de Canarias por su sistema de seguridad eléctrico y antiincendios. Así lo afirmó ayer el director general de Patrimonio Cultural de Gobierno de Canarias, Miguel Ángel Clavijo, durante una reunión de la Comisión Mixta Gobierno de Canarias-Iglesia Católica, celebrada en la residencia sacerdotal de la lagunera calle Anchieta. Durante este encuentro se acordó la realización de un diagnóstico técnico del patrimonio eclesiástico de Canarias para evitar tragedias como la ocurrida recientemente en la francesa iglesia de Notre Dame.

El objetivo de este diagnóstico es recopilar toda la información existente y todos los datos sobre el estado actual del patrimonio eclesiástico para poder prevenir desgracias como la de París. Para realizar este trabajo, se contará con la colaboración de los cabildos de cada una de las Islas, así como de las dos diócesis del Archipiélago, que tendrán ahora hasta el mes de septiembre para poder recabar toda la información necesaria y articular de este modo un proyecto conjunto que se encargará de dirigir y coordinar la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno.

El director general de Patrimonio Cultural, Miguel Ángel Clavijo, destacó ayer que "la Catedral y el Santuario del Cristo se encuentran en un estado francamente bueno en materia de seguridad, son dos casos ejemplares en la actualidad, aunque en el pasado han presentado numerosos problemas". En este sentido, el delegado diocesano de Patrimonio, Miguel Ángel Navarro, destacó que "el Santuario del Cristo es un ejemplo en positivo en cuanto a protección".

Miguel Ángel Clavijo añadió que "en estos dos casos se ha trabajado bien, por lo que tenemos que ofrecer un mensaje de tranquilidad de los canarios". No obstante, el director general reconoció que tragedias como la Notre Dame son difíciles de evitar: "A pesar de todo el trabajo que hemos realizado y el que ahora vamos a poner en marcha, si tiene que ocurrir una desgracia, nadie lo va a poder evitar, aunque sí podemos intentar que sea lo más pequeña posible".

De este modo, el diagnóstico técnico se inicia estos días, y será además el paso previo a la puesta en marcha de un plan de actuación que establecerá cuáles son los bienes eclesiásticos más valiosos del Archipiélago. Así, será la primera colaboración de este tipo entre la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias, las diócesis canarias y los cabildos insulares. "A día de hoy, la coordinación entre las instituciones es buena pero es necesario contar con una documentación para poder ejecutar este nuevo trabajo de protección", afirmó Clavijo. "Se trata de un proyecto ambicioso a medio y largo plazo", concluyó Miguel Ángel Clavijo.

El director general destacó que "el incendio que se produjo en 2006 en la sede del Obispado de la Diócesis Nivariense marcó un hito y, a partir de ese momento, establecimos un calendario de reuniones para garantizar la seguridad de nuestro patrimonio". No obstante, Clavijo añadió que el incendio de la iglesia de San Agustín, en el año 1964, también supuso un cambio en el trabajo de seguridad realizado en este tipo de inmuebles. De este modo, indicó que, desde aquel momento, Canarias ha desarrollado todo un protocolo, sobre todo para asegurar que los inmuebles cuentan con la seguridad necesaria en materia de electricidad.

La segunda fase del Cristo de La Laguna recibirá más de dos millones este año. 19.05.2019

El esclavo mayor destaca que los militares devolverán el jardín vallado situado entrando al Santuario a la derecha, que será reurbanizado y ajardinado con un espacio arbolado y de sombra

La segunda fase de la rehabilitación del conjunto histórico del Cristo de La Laguna -excluyendo el Santuario, que ya fue restaurado entre 2017 y 2018- recibirá este año más de dos millones de euros. Así lo explica el máximo responsable de la Esclavitud del Cristo de La Laguna, Francisco José Doblas González de Aledo, que precisa que la actuación se llevará a cabo con fondos del Gobierno de Canarias, del Cabildo de Tenerife y del Ayuntamiento de La Laguna, mientras que la cantidad restante habrá de ser aportada por esta conocida hermandad. "Ha sido clave que Fernando Clavijo, Carlos Alonso, José Alberto Díaz y Josefa Mesa hayan comprendido la importancia histórica de ayudar a la rehabilitación de uno de los centros religiosos más atrayentes de Tenerife, y la Esclavitud les estará eternamente agradecida", resalta el esclavo mayor.

Según detalla Doblas, tanto él como la Junta de Gobierno consideran una "apuesta histórica" la actuación que se ejecutará, y añade que les supone una "enorme satisfacción" poder culminar los trabajos en este entorno histórico "tras más de cuatro siglos". "Es la rehabilitación más importante que se ha llevado a cabo", manifiesta, antes de agradecer el esfuerzo realizado por las instituciones canarias.

En general se procederá a la rehabilitación integral de las antiguas dependencias conventuales franciscanas (que en la actualidad son, en parte, el Rectorado), otras zonas de la Casa de los Esclavos (la anteriormente denominada Casa de Peregrinos) y, "llegado el caso", el claustro y patio del primitivo convento de San Miguel de las Victorias, según precisan desde la Esclavitud. "Como requisito previo a cualquier intervención rehabilitadora de las edificaciones anexas al Santuario, se ha redactado el preceptivo proyecto de rehabilitación, conforme a lo dispuesto en el aprobado Plan Director de la Restauración del Santuario del Santísimo Cristo de La Laguna", indica la hermandad.

Más en detalle, y con respecto a la remodelación de la antigua zona conventual franciscana y espacios de apoyo al culto, esta etapa comprende la mejora de la edificación que albergaba las viejas dependencias conventuales y su ampliación para destinarla a los nuevos usos planteados "de apoyo al culto a desarrollar por la Esclavitud y el Rectorado". Por su parte, en la Casa de la Esclavitud se procederá a la unificación del inmueble, tanto en la planta baja como alta y al arreglo integral de la construcción, remodelando la puerta del actual museo y el balcón que da a la plaza de San Francisco, y reconsiderando la estructura de hormigón armado con la que cuenta la edificación.

También se actuará en la plazuela o atrio que precede al Santuario. Al respecto, el esclavo mayor destaca que los militares devolverán el jardín vallado que se encuentra entrando al templo a la derecha (las dependencias y exterior de la llamada Casa de Oficiales). "Lo reurbanizaremos y ajardinaremos para que todos los laguneros puedan disfrutar de ese espacio arbolado y de sombra", puntualiza. Dentro de esa acción se sustituirá el pavimento y se instalará en la zona iluminación monumental, mobiliario urbano y elementos informativos. "Se dotará de cerramiento hacia la plaza de San Francisco, recuperando los portones de los arcos", agregan desde la Esclavitud.

A lo anterior se unirán actuaciones en elementos muebles. Concretamente, de las más de 50 fichas que se han elaborado para más de 50 bienes muebles, textiles, documentos y archivo histórico, catalogados por la Esclavitud con el asesoramiento de personal titulado, se han seleccionado -"en principio y a la espera de cerrar el presupuesto definitivo", apostillan- las 19 piezas de mayor valor y más necesitadas de restauración. La idea que tienen es poder exponerlas en las dependencias museísticas que se rehabilitarán.

Ese último proyecto museográfico consiste en adaptar el lugar del "tesoro-museo" para conocer todo el acervo de la imagen del Cristo y la Esclavitud.

El cardenal arzobispo de Barcelona visita el Cristo. 19.06.2019

La Esclavitud y el rector del Santuario se unen a la petición del obispo nivariense para que el religioso Juan José Omella predique en las próximas fiestas de septiembre​.

El cardenal arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, se encuentra de visita en la Isla hasta hoy dirigiendo las últimas jornadas de formación del curso pastoral para el clero en el Seminario Diocesano de La Laguna. Con motivo de su llegada, en la tarde del lunes tuvo lugar una eucaristía presidida por el cardenal en el Santuario del Santísimo Cristo de La Laguna.

El cardenal arzobispo fue recibido por el esclavo mayor de la Esclavitud del Cristo, Francisco J. Doblas González de Aledo, y por su Junta de Gobierno. Una vez terminada la eucaristía, Omella se desplazó a la Sala de Juntas de la Esclavitud, donde firmó en su libro de honor. En ese momento, el Rector del Santuario y el esclavo mayo insistieron en la invitación a predicar en las Fiestas del Cristo de 2020. Esta invitación ya había sido realizada por el obispo de la Diócesis Nivariense con anterioridad. La Esclavitud se mostró ayer muy agradecida por la celebración eucarística y por la visita del cardenal al Santuario del Santísimo Cristo de La Laguna.

El cardenal arzobispo de Barcelona nació en la localidad de Cretas en 1946. Juan José Omella estudió en el Seminario de Zaragoza y en Centros de Formación de los Padres Blancos en Lovaina y Jerusalén. El 20 de septiembre de 1970 recibió la ordenación sacerdotal y, en su ministerio sacerdotal, trabajó como coadjutor y como párroco y, entre 1990 y 1996, como vicario episcopal en la Diócesis de Zaragoza. Durante un año fue misionero en Zaire.

Fue nombrado obispo auxiliar de Zaragoza en 1996 y ordenado obispo ese mismo año. En 1999, fue nombrado obispo de la Diócesis de Barbastro-Monzón. Entre 2001 y 2003 fue administrador apostólico de Huesca y de Jaca. En 2004 fue nombrado Obispo de la Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño.

En 2015 se hizo público su nombramiento como Arzobispo de Barcelona, sede de la que tomó posesión en diciembre de ese mismo año.

También ha sido consiliario nacional de Manos Unidas, entre 1999 y 2015. Además, en el año 2013 fue investido prior honorario de la Virgen de Valvanera por el Capítulo de Caballeros debido a su labor con la peregrinación de la Virgen por los diferentes municipios riojanos con motivo del Año de la Fe.

Ciriaco Benavente, predicador del Quinario

La Esclavitud del Cristo de La Laguna anunció ayer en un comunicado que el obispo de Tenerife, Bernardo Álvarez, ha informado al rector del Santuario, Daniel Padilla, y al esclavo mayor, Francisco José Doblas González de Aledo, de que el predicador del solemne Quinario de las próximas fiestas en honor del Cristo, en septiembre, será el obispo emérito de Albacete, Ciriaco Benavente, tras aceptar la invitación cursada por el obispo nivariense. "La Esclavitud del Cristo de La Laguna y el rector del Santuario se sienten altamente honrados con esta visita, pues engrandecerá y solemnizará, sin duda, las celebraciones principales de las fiestas del Cristo, que todos los años cuentan con un predicador de relevancia nacional, con el fin de llevar nuevos oradores y la palabra de Dios a todos los tinerfeños", recoge el comunicado enviado por esta entidad religiosa.

La última fase de la rehabilitación del Cristo se iniciará en verano. 24.06.2019

El Cabildo emite un informe favorable que aprueba los trabajos en las estancias del rector, así como en el patio del conjunto, sin perjuicio para los visitantes del templo​.

El Santuario del Cristo de La Laguna se prepara para afrontar las últimas fases de su rehabilitación. Después de que las intervenciones dieran comienzo en el año 2018, la Esclavitud del Santísimo Cristo de La Laguna espera poder iniciar las últimas obras en los meses de verano para que los trabajos completos estén acabados a final del año 2020. Todas estas actuaciones podrán realizarse gracias a la aportación económica realizada por el Gobierno de Canarias y el Cabildo de Tenerife, así como por la propia Esclavitud. En este sentido, la Comisión de Patrimonio de la Corporación insular emitió recientemente un informe favorable aprobando el proyecto para estas nuevas fases de ejecución a falta, ahora, de que se apruebe también la subvención por parte del Cabildo.

Con todo, la previsión de la Esclavitud es que las obras puedan dar comienzo durante los meses de verano puesto que serán los propios esclavos los que deban encargarse de parte del traslado de enseres que se encuentran en las zonas afectadas por los futuros trabajos. Además, destaca el esclavo mayor de la Esclavitud, Francisco Doblas González de Aledo, parte de la intervención se realizará en las cubiertas y, para ello, es necesario trabajar en los meses de verano para evitar las lluvias.

No obstante, todas estas actuaciones no afectarán al normal funcionamiento del Santuario, al contrario de lo que sucedió con las obras de la primera fase, que obligaron al cierre del templo durante algunos meses. De este modo, el esclavo mayor afirma que "esta nueva intervención no afectará al público porque nos comprometemos a establecer un pasillo en el patio para que puedan acceder los camiones de la obra mientras que el resto de la gente pondrá entrar tanto a la tienda como al Santuario sin problema". Además, añade que la tienda estará abierta hasta septiembre, y se intentará que la apertura se alargue hasta diciembre puesto que se trata de un punto importante de venta de lotería.

Las intervenciones corresponden a las fases 3 y 4 del Plan Director de la restauración del Santuario, por lo que la Esclavitud calcula que la intervención total del Santuario podrá finalizarse antes de que concluya 2020, después de que diera comienzo a principios de 2018. Por un lado, se proyecta la rehabilitación de la edificación que albergaba la antigua zona conventual, y donde hoy se encuentra el Rectorado, con una ampliación para poder destinarla a nuevos usos de apoyo al culto. También se incluye la rehabilitación integral de la casa de la Esclavitud con la remodelación de la puerta del actual museo y el balcón de la plaza de San Francisco.

Por último, y después de que la Esclavitud del Cristo haya recuperado recientemente el jardín que se sitúa en uno de los laterales del patio del recinto del Santuario de manos del Ejército, la futura actuación también contempla la reurbanización de este espacio para dotarlo de luminarias, iluminación monumental, mobiliario urbano y elementos informativos. Otro de los objetivos de esta intervención es sustituir los elementos y calidades que se consideran incompatibles con las construcciones históricas.

Además de garantizar el correcto mantenimiento de estas edificaciones, las obras planteadas también buscan una solución a las deficiencias de distribución de los inmuebles y sus usos actuales. En este sentido, el espacio para la Esclavitud resulta insuficiente para desarrollar su labor en la actualidad. Lo mismo ocurre con la casa del Rector, donde existen deficiencias funcionales en cuanto a la distribución del espacio.

En este último caso, se propone incorporar una zona de ampliación a la edificación histórica para albergar despachos, aseos, una cocina y un ascensor para liberar y dignificar, en la medida de los posible, los espacios construidos en 1905. Todo ello se hace con el objetivo de que este destacado conjunto disponga de espacios que posibiliten sus diferentes funciones, tanto la cultural como la social y religiosa.

Por todo ello, se recuperarán accesos para acceder al museo o a la tienda. Además, en todos los casos se procederá a impermeabilizar las cubiertas y se sustituirán los pavimentos no originales y discordantes, que pasarán a ser de manera natural o de mármol, dependiendo de los casos.

El esclavo mayor Francisco Doblas destaca la importancia de recuperar el jardín para el Santuario. En este sentido, el patio aledaño y que da acceso a todo el conjunto del Santuario será sometido a una importante intervención en estas últimas fases de rehabilitación puesto que el conjunto presenta una serie de deficiencias.

Así, se eliminará la valla que separa los jardines de la residencia de oficiales de la plazuela en la actualidad, ya que constituye un elemento discordante y se remodelará la zona ajardinada; también se repavimentará este espacio sustituyendo los adoquines colocados en la década de los 80 por piedra basáltica canaria. No obstante, el objetivo prioritario es garantizar la accesibilidad a estos espacios.

Francisco Doblas añade, además, que de manera paralela se tramitará la realización de catas arqueológicas, que se desarrollarán en el futuro una vez haya concluido la rehabilitación. Estos trabajos tendrán lugar frente al acceso del cuartel de artillería, donde se situaba la antigua iglesia, con el objetivo de localizar posibles sepulturas o la estructura de antiguos muros.