El Presupuesto

El Cabildo aportó un total de 250.000 euros para financiar la restauración del retablo del altar del Santuario del Cristo de La Laguna. El presidente del Cabildo, Carlos Alonso, y el esclavo mayor de la Esclavitud del Santísimo Cristo de La Laguna, Francisco J. Doblas González de Aledo, se reunieron el lunes 15 de enero en el Palacio Insular donde analizaron los detalles del proyecto en presencia de la consejera insular de Patrimonio, Josefa Mesa.

Alonso recordó que, paralelamente a esta intervención en el retablo, “el Cabildo también aportó este año otros 250.000 euros para la rehabilitación del edificio del santuario, unos trabajos incluidos en el programa de restauración de bienes inmuebles de valor cultural de titularidad eclesiástica 2016-2019 que impulsa la Corporación insular junto al Obispado de Tenerife”.

Por su parte, la consejera insular explicó que actualmente se encuentran en marcha por toda la isla más de una treintena de restauraciones de retablos, pinturas, esculturas o piezas de orfebrería que son rehabilitadas por profesionales cualificados para devolverles su esplendor original “porque es necesario cuidar y poner en valor un patrimonio que es de todos”.

En el caso del proyecto de conservación del retablo del Santuario del Cristo de La Laguna, en el que también colaboró económicamente la Esclavitud del Santísimo Cristo, contempló la restauración total del altar-tabernáculo, que  presentaba diferentes deficiencias y patologías relacionadas con el deterioro de la madera, la policromía o degradación de algunos elementos. Los trabajos  incluyeron el desmontaje, limpieza, retoque pictórico y tratamiento de los elementos de plata repujada que componen el conjunto, entre otras actuaciones.

El retablo está ubicado en el testero de la capilla mayor del santuario, declarado Bien de Interés Cultural. La pieza artística, una de las mejores de su estilo existentes en España, fue realizada entre 1675 y 1678 y completada décadas después al incorporarse la orla. En su configuración original constaba de tres grandes partes –frontal, sagrario y nicho- que debieron concebirse en conjunto y que constituyeron una estructura independiente antepuesta al retablo de madera policromada que existía desde los años treinta del siglo XVII. Tras el incendio ocurrido en 1810, ha quedado como el único conjunto ornamental de la capilla mayor.

El panel superior, posee un motivo ornamental, que forma una serie de tallos, hojas, flores y granadas, que se repiten en toda la superficie. Su inspiración son los retablos barrocos isleños, que eran ejecutados por artistas portugueses y andaluces.

El esclavo mayor señala que se trata de una iniciativa para que "gente joven cualificada aproveche esta restauración tan específica" Dice que los trabajos marchan a buen ritmo.

Los becarios

La Esclavitud del Santísimo Cristo de La Laguna puso en marcha una iniciativa junto a la Fundación General de la Universidad de La Laguna para que uno o más becarios se sumen al proyecto de restauración del retablo del Crucificado Moreno, que fue retirado durante las obras que se llevaron a cabo en el Santuario desde el pasado verano. Actualmente, la pieza se encuentra desarmada para que puedan ser efectuadas esas labores de mejora.

El esclavo mayor, Francisco José Doblas González de Aledo, explicó que se trata de una acción decidida por él, su junta y el delegado de Patrimonio del Obispado de Tenerife para que "gente joven cualificada también aproveche esta restauración tan específica", y negó que los trabajos vayan con retraso. "En el retablo hay tres fases y la primera de ellas se está acabando ahora mismo; vamos mejor que en plazo", manifestó en declaraciones a este periódico.

Concretamente, la oferta publicada por la Fundación General está dirigida a titulados en el Grado en Bellas Artes, Grado en Conservación y Restauración de Bienes Culturales, y Licenciatura en Bellas Artes, y que no hayan pasado más de 36 meses desde la finalización de sus estudios. Sobre sus currículos, dijo Doblas, se realizará una "indagación" con el objetivo de decidir si estos participan en los trabajos o no. El plazo de inscripción se cerró ayer y el importe es de 426,01 euros.

"Es un proyecto complejo en el que intervienen muchos profesionales, para los que ha habido un proceso de selección por parte de la directora, que es la restauradora María Paz Navarro, a la que le han dado ahora la Medalla al Mérito de las Bellas Artes del Ministerio de Cultura y es una eminencia a nivel nacional", añadió.

La Inauguración del Altar-Tabernáculo

La mañana del 9 de septiembre de 2018 será una de las mas recordadas, ya que a las 11 de la mañana se procedió al acto de inauguración del Retablo del Stmo. Cristo de La Laguna y la celebración de la Eucaristía con la ceremonia de la imposición de medalla de los nuevos esclavos y la tradicional y solemne ceremonia del Descendimiento.

El acto comenzó a las 11 de la mañana con la presencia destacada del Sr. Cardenal Fray Carlos Amigo (Predicador del Quinario). Tambien estaban presentes el Sr. Presidente del Gobierno de Canarias D. Fernando Clavijo, El Sr. Presidente del Cabildo D. Carlos Alonso el Sr. Alcalde de La Laguna D. José Alberto Díaz, El Excmo. Sr. Obispo D. Bernardo Álvarez el Rector del Real Santuario D. Daniel Padilla y el Esclavo Mayor D. Francisco Doblas.

El acto comenzó con las  palabras de agradecimiento del Esclavo Mayor , indicó que “la ayuda y apoyo recibido desde la Corporación insular ha permitido cumplir con este hito histórico y cubrir la financiación que requería el altar- tabernáculo”. Según doblas, “el trabajo ha sido intenso porque hasta el siglo XVII no se había trabajado sobre la pieza, y la restauración ha sido integral”. “No podemos obviar que tanto la conservación de la Esclavitud como la realizada este año han posibilitado que el retablo llegue a nuestros días con esplendor”, aseveró.

La restauradora del altar–tabernáculo, Mª Paz Navarro, resaltó que lo más importante de la intervención fue el desmontaje de la pieza, su tratamiento e intervención en la estructura interna de las partes que presentaban mayor nivel de deterioro en la madera. Del mismo modo, también se trató la plata reponiendo lo que faltaba para dar unidad al conjunto y una visión correcta del retablo. Con esta actuación, la pieza del Santísimo Cristo de La Laguna incorpora una nueva estructura de montaje hecha a base de acero inoxidable. Esta adición permite anclar la pieza al suelo y el acceso a la parte posterior del retablo. Según la restauradora, se trata de una importante aportación que dará más seguridad para la conservación y estabilidad del mismo.

La pieza rehabilitada presentaba diferentes patologías relacionadas con el desgaste de la madera, la policromía o degradación de algunos materiales, lo que supuso la restauración total del altar-tabernáculo. La intervención, que contó también con la asistencia económica de la Esclavitud del Santísimo Cristo, tuvo una duración de casi nueve meses. Entre los trabajos realizados destacan el desmontaje de la pieza; retoques pictóricos; un estudio histórico – artístico y el tratamiento de los materiales que la componen, entre ellos la madera, plata y policromía.

El alcalde de La Laguna, José Alberto Díaz, expresó que la restauración del altar- tabernáculo del Cristo lagunero “representa un hito en la recuperación del Patrimonio Histórico de nuestra ciudad, al ser una pieza de orfebrería única que data del siglo XVII, fabricada por artesanos de nuestro municipio de aquella época”. “Ello ha sido posible gracias a la colaboración entre las administraciones públicas, el Obispado y la Esclavitud, y al encomiable trabajo de un equipo de restauradores y técnicos del más alto nivel, que seguro los ciudadanos sabrán apreciar”. Díaz también destacó que “el patrimonio histórico forma parte de nuestra identidad como pueblo, por lo que va a suponer un enorme revulsivo socioeconómico para nuestro municipio”.

El presidente del Cabildo, Carlos Alonso, destacó que la inauguración del retablo es “un hito más en la carrera a largo plazo por recuperar el patrimonio civil y eclesiástico de la Isla” y recordó que la siguiente fase de actuación “va a permitir la restauración de un conjunto de dependencias del santuario, a partir del próximo año”. Asimismo, Alonso adelantó que “también es deseo del Cabildo, en coordinación con el Gobierno de Canarias y el Ayuntamiento de La Laguna, seguir en ese proceso de ampliar el uso de este entorno y abrir el conjunto de las dependencias del cuartel del Cristo y el antiguo convento al uso ciudadano, lo que nos va a permitir impulsar esta zona, que es parte importante de la vida de la ciudad de La Laguna”. Por último, el presidente insular puso de relieve el compromiso de la Corporación por seguir trabajando para que “nuestro patrimonio se pueda conservar, mantener y mejorar”.

El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, hizo especial hincapié en la colaboración entre administraciones para garantizar “la supervivencia de nuestro legado. Somos conscientes que es un deber de todos conservar la riqueza patrimonial, que como este retablo, atesoran las islas”. En este contexto, añadió que “el patrimonio cultural, junto con el natural, constituye un valor diferenciador de la sociedad canaria. Configura nuestra identidad y la de nuestro territorio. La ciudad de La Laguna, declarada por mérito propio Patrimonio de la Humanidad, supone un claro ejemplo”.

Para el obispo de la Diócesis Nivariense, Bernardo Álvarez, este es “un momento para dar gracias a tantas personas, para caer en la cuenta de que en toda obra de arte se nos invita a ver lo que no se ve; mirar con los ojos del corazón para ver la intención y motivación de los que lo hicieron y conservaron, y como la belleza apunta siempre a Dios”.

Terminado el acto de inaguración se procedió a la celebración de la Eucaristia presidida por el Sr. Obispo. En el trasncurso de la misma se procedió a la bendición e imposición de medallas a los nuevos esclavos. En esta ocación tres fueron aspirantes, Francisco José DOblas Camarena, Jorge de la Torre Sainz-Pardo y Sebastián Medina Zambonino; dos renovaron el juramento: Francisco Tubal Morales y Juan José Leston Casañas; y ocho fueron los nuevos esclavos: Raico Roberto Báez Pérez, Luis Miguel de Lorenzo Cáceres Santaella, Francisco Román Luis León, Javier Negrin Rey, Jorge Negrín Rey, Juan José Peña Figueroa, David Rosales Brito y Benito Santana Tavío 

Concluida la Celebración se procedió a la tradicional y emotiva ceremonia del Descendimiento y besapié de la venerada imagen del Stmo. Cristo de La Laguna.

Presentación de las obras de restauración del Altar-Tabernáculo

Una joya patrimonial única en España. Esta es la mejor definición del altar-tabernáculo de plata del Santuario del Cristo que, durante este año, ha sido sometido a una importante restauración para devolverlo a su esplendor de antaño.

Precisamente, en la tarde del miércoles 14 de noviembre de 2018, los responsables del proyecto explicaron los detalles de los trabajos de conservación y restauración de dicha pieza, en un encuentro organizado por la Esclavitud, en colaboración con el Cabildo y el Ayuntamiento de La Laguna, y que se enmarca en los actos organizados con motivo del 19º aniversario de la declaración de la ciudad como Patrimonio de la Humanidad por parte de la Unesco. En dicho encuentro participaron la redactora del proyecto de restauración, María Paz Navarro Pérez; el encargado de elaborar el informe histórico, Carlos R. Morales; y los restauradores Isabel Rumeu de Lorenzo Cáceres y Silvano Acosta Jordán.

El acto de presentación de la jornada contó con la participación del Esclavo Mayor del Cristo, Francisco J. Doblas González de Aledo; la consejera insular de Patrimonio Histórico, Josefa Mesa; el delegado de Patrimonio del Obispado, Miguel Ángel Navarro; y el asesor de Patrimonio del Ayuntamiento de La Laguna, Juan Manuel Castañeda.

Francisco J. Doblas González de Aledo explicó que han sido 10 meses de trabajo, dirigidos por María Paz Navarro, quien próximamente recibirá la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes del Ministerio. En concreto, el equipo que ha trabajado en la restauración del altar ha estado compuesto por 12 personas, de las que cinco (cuatro restauradores y un orfebre) han estado de manera fija con esta pieza.

Miguel Ángel Navarro señaló que esta restauración "supone un hito en su ámbito". Además, dejó clara la importancia de comunicar este tipo de trabajos, porque "estábamos acostumbrados a reparar el patrimonio", pero no a restaurarlo de manera adecuada. Una idea que también plasmó Josefa Mesa, para la que es importante que se cuenten los errores realizados en restauraciones anteriores, probablemente por desconocimiento, ya que es una manera de concienciar.

La directora de la restauración dejó claro que este altar es "una pieza única", no solo por la obra en sí, sino también por la devoción que se tiene del Cristo. María Paz Navarro explicó los problemas que se suelen encontrar en este tipo de trabajos, como pueden ser los derivados de la falta de documentación en orfebrería o los hechos por personas que no son profesionales de la restauración y no cuenta con la técnica y formación necesarias, por ejemplo. Así mismo, explicó todas las fases que han realizado en este proyecto, que le encargaron en septiembre de 2017, y añadió que se ha elaborado un vídeo en 3D sobre el altar-tabernáculo.

Dicha pieza está compuesta por el frontal, el sagrario y el nicho, que datan del siglo XVII, y a lo que posteriormente se añadió la orla. Según explicó el historiador Carlos Morales, el altar del Cristo existe gracias a fray Sebastián de Sanabria, quien obtuvo el cargo de mayordomo en 1674 y persuadió al esclavo mayor de la época, Mateo Velasco, para que pagase la primera parte. Morales agregó que, en sus inicios, este altar debió haber estado instalado delante de un retablo, aunque fue la única pieza que sobrevivió al incendio de 1810.

El vídeo en 3D que a continuación les presentamos fue realizado por Dª Silvia Rodríguez Parrilla, (Grado en Conservación y restauración de Bienes Culturales)