MUY NOBLE LEAL, FIEL Y DE ILUSTRE HISTORIA CIUDAD DE SAN CRISTOBAL DE LA LAGUNA

S.I. Catedral de Ntra. Sra. de los Remedios

El 1 de febrero de 1819 una bula papal aprobaba la división del obispado de Canarias en dos diócesis y el templo se convierte en catedral mediante bula del Papa Pío VII el 21 de diciembre de 1819, cuando se establece en La Laguna la nueva diócesis segregada de la Diócesis de Canarias, único obispado del archipiélago hasta ese momento. Por lo que a partir de entonces, se redujo la jurisdicción eclesiástica de la Catedral de Santa Ana en Las Palmas de Gran Canaria, que era hasta ese momento la catedral de todo el archipiélago, a ser la catedral de la Diócesis Canariense-Rubicense que engloba la actual provincia oriental de Las Palmas (Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote). Mientras que la recién creada Catedral de Nuestra Señora de los Remedios en San Cristóbal de La Laguna, fue designada como catedral de la Diócesis Nivariense, englobando la actual provincia occidental de Santa Cruz de Tenerife (Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro).

En la obtención del título de catedral y de la creación de la Diócesis Nivariense tuvo un papel importante el presbítero lagunero Cristóbal Bencomo y Rodríguez, confesor del Rey Fernando VII y Arzobispo titular de Heraclea. Su tumba se encuentra actualmente en el presbiterio de la Catedral de La Laguna, al lado de la Epístola.

La fachada, neoclásica, data de 1820 y fue construida conforme a los planos de la Catedral de Pamplona, la estructura actual del templo se construye entre 1904 y 1915 y es de estilo neogótico. La catedral, construida con una estructura de hormigón, fue uno de los primeros edificios en España en que se utilizó este material que actualmente se usa extensivamente en todo tipo de edificios. Sin embargo, al ser pionera en este campo, la tecnología no estaba demasiado desarrollada, por lo que tenía numerosos defectos que han llevado a que se hayan tenido que acometer cuantiosas obras de reparación y mejora, dichas carencias se encuentran en la actualidad totalmente subsanadas tras la última gran restauración del templo.

En su interior destaca el púlpito de mármol italiano de Carrara tallado por Pasquale Bocciardo y, también parte del conjunto del Retablo de Mazuelos. Sobresalen además obras de gran valor de Cristóbal Hernández de Quintana, Luján Pérez y Fernando Estévez. La catedral posee tres amplias naves y una girola (elemento insólito en Canarias) que rodea al presbiterio o altar, resultado de la ampliación de la nave mayor. El altar está dominado por grandes vitrales verticales. Estos elementos confieren al interior de la catedral un estilo típicamente medieval europeo y no tanto colonial, como sin embargo sí ocurre en el exterior de la catedral. En el interior de la catedral se conservan las reliquias de los mártires; San Aurelio de Córdoba, San Faustino, San Venusto y San Amado de Nusco, además de un pedazo del manto de San Fernando y un hueso de Santiago el Menor. Pero las reliquias más destacadas del templo son las de los dos santos canarios, San Pedro de San José Betancur (el Hermano Pedro) y San José de Anchieta. Las imágenes históricamente más veneradas de la catedral junto a la Virgen de los Remedios, son: San Antonio de Padua y el Sagrado Corazón de Jesús.

El 5 de octubre de 1983, la Catedral de La Laguna fue declarada Monumento Histórico-Artístico Nacional. En la actualidad, al ser una de las dos catedrales de las Islas Canarias, la Catedral de San Cristóbal de La Laguna es también considerada el principal edificio de culto católico de Canarias junto a la Catedral de Santa Ana en Las Palmas de Gran Canaria.

El Lienzo del Santísmo Cristo de La Laguna donado a la S.I. Catedral  por la Familia de Dª Concepción Miranda. Su autor es R. Rodriguez y realizado en junio de 1913. Se encuentra en la capilla de Ntra. Sra de la Candelaria.

Santísimo Cristo de los Remedios

Esta fina talla, realizada en madera policromada, se conserva en la Santa Iglesia Catedral, donde preside el Presbiterio sobre una peana de madera.

Representa esta talla un Cristo expirante, con extraordinarios detalles; una obra que como muchas de las que se encuentran en nuestro archipiélago, delata el influjo ejercido por el Cristo de La Laguna, por lo que debe considerarse realizada en la isla, bien por un escultor local o foráneo. Comenta el historiador Carlos Rodríguez Morales que esta imagen guarda relación con el Cristo de la Misericordia, que Rui Díaz tallará para la cofradía de la Vera Cruz de La Orotava en 1585, talla que también acusa la influencia del crucificado del convento franciscano. Algo que quizás se ve más claro, en esta obra de la iglesia lagunera, en el rostro y en el paño de pureza. Vemos en esta escultura un hermoso estudio anatómico y un gran realismo en su rostro y llagas. Un Cristo que se representa ya muerto, con la boca entreabierta y una espina, como en el Cristo del Rescate o en el de la Piedad, que asoma bajo su ceja derecha.

Los primeros datos documentales sobre el culto a la imagen aparecen en la primera mitad del siglo XVII; incluso el propio Rodríguez Moure, en su descripción sobre el retablo de Mazuelos, habla de que el Cristo ocupaba la hornacina superior del retablo, aunque es algo que no está del todo claro, porque no es normal que una pieza que ocupara un lugar tan destacado pasara posteriormente a estar en un lugar secundario dentro del templo. Y no será hasta el año 1654, gracias a la intervención del beneficiado Luis Parrado de León, a cuyas expensas fue realizado el retablo, obra del maestro Domingo Hernández, cuando el Cristo se traslade a su ubicación definitiva. Una capilla que va a servir para los enterramientos de los eclesiásticos que ejercían su ministerio en el templo. A partir de aquí debió fundarse la cofradía, integrada por los capellanes, aunque a pesar de ser una cofradía cerrada, la devoción a la imagen se extendió entre los fieles y también entre los seglares. Así, en 1670 el capitán Francisco Tomás de Franchy y su esposa Ana de Brier donaron por escritura pública la cruz y peana de plata con la cual procesiona el Cristo en la actualidad. A partir de 1721 su culto cobró un renovado impulso al fundarse, sobre la asociación de eclesiásticos preexistentes, una confraternidad que lo tenía por titular.

 

 

Parroquia Matriz de Ntra. Sra. de la Concepción

Óleo sobre lienzo del Santísimo Cristo de La Laguna. Atribuído a D. Cristóbal Hernández de Quintana del siglo XVIII. (254 x190 cm). Es un recuerdo histórico, pues con el quisieron los Condes del Valle de Salazar, perpetuar la memoria en el oratorio de sus casas condales, de haber alojado en ella en 23 de enero de 1713 a la Sta Imagen,  causa del retrato y lo que es mas al Stmo. Sacramento, verdadero original de la imagen y su retrato.

Este lienzo recordaba uno de los hechos mas distinguidos del país, fue donado en 1904, con motivo  de las fiestas jubilares de la Definición dogmatica de la Pureza de la Stma. Virgen, la Sra. Marquesa de Villanueva del prado y Acialcazar, doña María de la Concepción Salazar y Chirino, Viuda de Nava y Grimón

Tras un aluvión, se rescató la talla del Cristo de La Laguna en el siglo XVIII, sin daño alguno, del destrozado convento franciscano de San Miguel de Las Victorias, dicha inundación provocó que la residencia temporal de los religiosos se trasladase al Hospital de San Sebastián en tanto que la imagen del Cristo la trasladaron a las Casas Condales de Salazar. Esta familia quiso perpetuar en la memoria el acontecimiento con el encargo del cuadro. Concepción de Salazar donó a la iglesia este óleo en 1904. 

En el cuadro figura los siguientes escritos:

La Casa de Obededon que hospedó al Area Sagrada fue a grande honor sublimada por divina bendición: con quanta mayor razon de mas grave fundamento puede  prometerse aumento la Casa de Salazar; pues ha logrado hospedar al Agusto Sacramento

***

Día veynte y seis de Henero del año de septesientos y trese, los crecimientos de Aguas de un dilibio fiero, anegaron el terrrero del Convento Religiosso del Serafín amorosso,que para nuestra fortuna del Christo de la laguna es Relicario dichosso.

Por la grande inundación, a esta Casa conduçido de San Francisco traído fue en solemne proçeçion: Missa de dedicacion, con sonora melodia se canto, y en profeçia el evangelio anunçiaba: que Dios la salud obraba para esta Casa aquel dia.

***

Oy en tu Casa el estar me conviene, dixo Christo, y en esta Casa se ha visto este favor singular: y si  alli fue a remediar de Zacheo arrepentido las perdidas, aqui ha çido yqual su intento amoroso; pues vino a salvar piadoso todo lo que era perdido.

Convento de San Juan Bautista (MM. Clarisas)

El Convento de Santa Clara de Asís y de San Juan Bautista es un conventofranciscano situado en la ciudad de San Cristóbal de La Laguna en la isla de Tenerife (Islas Canarias, España). Originalmente fue fundado con el nombre de San Juan Bautista en el año 1547 y fue el primer convento femenino que hubo en Canarias. 

La inexistencia en las islas de un convento femenino que acogiese a jóvenes que quisieran seguir la vida contemplativa, fue la razón que motivó la fundación de este convento cuando apenas habían transcurrido unas décadas desde la incorporación del Archipiélago Canario a la Corona de Castilla. 

Así fue como en 1547 y por disposición testamentaria de Alonso Fernández de Lugo, Comendador de la Orden de Cristo de Portugal y pariente del Adelantado de Canarias, arribaron a Tenerife diez religiosas procedentes de los monasterios de Baeza y Sanlúcar de Barrameda, entre las cuales se encontraban al menos tres tinerfeñas. 

La celeridad de su llegada y la ausencia de un edificio apropiado para la clausura hizo que ocuparan en esta ciudad, el cercano convento de San Miguel de las Victorias (hoy Real Santuario del Santísimo Cristo de La Laguna), de frailes franciscanos, siguiendo así los deseos de su promotor. Debieron pasar treinta años antes de que la Comunidad encontrase su ubicación definitiva; así fue como un nuevo benefactor, Olalla Fonte del Castillo, quien deseando que tres de sus hijas ingresaran en la Orden, ofreció sus casas para que se instalara la comunidad a cambio de acogerlas entre sus novicias. 

A partir de entonces, el crecimiento del convento solo se vio frenado por dos hechos dramáticos que pudieron truncar su devenir histórico, el incendio que sufrió el edificio a principios del verano de 1697 y la Desamortización de bienes del clero regular en 1836, pero la merma patrimonial que todo ello supuso no impidió la permanencia de las MM. Clarisas en San Cristóbal de La Laguna. 

En 1978, el convento fue declarado Bien de Interés Cultural de Canarias (BIC), en la categoría de Monumento. 

Tras la restauración acometida por el Ministerio de Fomento, Gobierno de Canarias, Cabildo Insular de Tenerife y la propia Comunidad, desde 2013 una parte importante del convento sirve de sede al Museo de Santa Clara de Asís para que gran parte de los bienes más preciados que posee pueda ser observado por el gran público. De las nueve salas que lo formarán en un futuro cercano, ahora se abren tres.

En este Convento se puede observar los siguientes óleos:

Óleos sobre lienzo del Stmo. Cristo de La Laguna, Anónimo del Siglo XVIII.

La cena de S. Francisco y Sta. Clara. Óleo sobre lienzo del Stmo. Cristo de La Laguna, Anónimo del Siglo XVIII.

Óleo sobre lienzo del Stmo. Cristo de La Laguna,Retablo Mayor de la Iglesia del Convento.

Oleo sobre tabla del Stmo. Cristo de La Laguna del Siglo XVIII.

- Primitiva Cruz del Stmo. Cristo de La Laguna

Se cobija la cruz de madera en la que vino la Imagen del Stmo. Cristo de La Laguna . Esto dio lugar a que los devotos de la imagen extrajeran trocitos de sus extremos. En 1724 fue colocada en la sacristía del convento y tenía un tamaño inferior al original.Fue cuando se pinto el retrato del Señor en la Cruz al óleo, atribuido a D. Cristóbal Hernandez de Quintana, con cartela inferior del mismo autor aparece una leyenda escrita dentro de un óvalo que dice lo siguiente:

"Esta es la Santa Cruz en que vino la milagrosa Imagen del Sántisimo Cristo de La Laguna, que según la tradición ay mas de 214 años que todo ha sido por modos milagroso y lo que hoy falta a esta cruz a la medida  de las manos  y pies del Señor lo ha desmembrado la antigua devoción de los fieles devotos: por aver obrado su  Magestad por este Santo Madero y Santa Imagen del Santo Xripsto de La Laguna innumerables milagros que ha hecho y esta hasiendo, se coloco en este nicho en 25 de julio año del Señor de 1724".

Solamente este escrito es el que contenía la Cruz, pero hoy admiramos en élla, grabada, la Imagen del Cristo de La Laguna con toda perfección y detalle, en un tamaño algo más pequeño, y es tradición que mientras una religiosa, Sierva de Dios, iba limpiando la Cruz con zumo de cebolla, iba viendo destacarse cada vez más una Imagen del Señor Crucificado y cuando la hubo limpiado totalmente pudo reconocer en élla la verdadera imagen del milagroso Cristo de La Laguna.

Las veces que ha sido llevado el Santísimo Cristo de La Laguna al Convento  de Santa Clara por sequías habidas en las Islas es colocado en el coro bajo sobre la expresada Cruz.

Ex-Convento de Santo Domingo de Guzmán

La talla, fue elaborada en madera policromada, mide unos 67 centímetros. Colocada en el antiguo convento de Santo Domingo. Autor anónimo, se adjudica a la escuela canaria. Fechada en torno a 1700, la talla de madera está muy bien conservada aunque presenta algunos pequeños signos de deterioro debido al paso del tiempo. La cruz que está sosteniendo a la imagen del Santísimo Cristo no es la original sino que se tuvo que cambiar con el tiempo. Esta pequeña escultura aparece en el libro Antigüedades de Garachico, de Pedro Tarquis y Rodríguez, en 1974. En este libro, aunque no se habla de la réplica del Cristo de La Laguna, sí aparece una fotografía de la talla.

 

Hogar Stmo Cristo de La Laguna de Hermanitas de los Ancianos Desamparados 

- Oleo del Santísimo Cristo de La Laguna, Autor Miguel Rocha.Donado al Asilo por el Grupo "Amigo de los mayores" el 13 de enero.de 2002

Pontificia, Real y Vble. Esclavitud del Stmo. Cristo de La Laguna.

Museo

-El Cristo de La Laguna y San Francisco de Asís. Oleo sobre tabla del siglo XVIII.

- Oleo sobre lienzo del Stmo. Cristo de La Laguna de Miguel Rocha. 1997.

Sala de Juntas de la P.R. Vble. Esclavitud del Stmo. Cristo de La Laguna.

- Óleo  sobre lienzo del Santísimo Cristo de La Laguna. Autor, Jose Vicente de Buero y Oráa.

Excmo. Ayuntamiento de San Cristóbal de La Laguna

Réplica del Cristo de La Laguna.Procedente de la colección particular de la familia Cabeza, en Garachico, es actualmente propiedad del Ayuntamiento de La Laguna tras la compra efectuada en el año 2009.

En el pleno celebrado el pasado9 de julio en el Ayuntamiento de La Laguna se aprobó una modificación presupuestaria por valor de 70.000 euros para que el consistorio pueda adquirir una réplica del Santísimo Cristo de La Laguna.

Con la aprobación de esta moción, la corporación local pudo iniciar el expediente que le va a permitir adquirir la valorada réplica. La talla, que fue elaborada en madera policromada, mide unos 67 centímetros. Además, el Ayuntamiento de La Laguna ya adelantó en dicho pleno que la imagen será colocada en el antiguo convento de Santo Domingo.

Aunque se desconoce quién pudo ser el autor de la imagen, que ha sido adquirida por la corporación a un particular, se adjudica a la escuela canaria. A pesar de estar fechada en torno a 1700, la talla de madera está muy bien conservada      aunque presenta algunos pequeños signos de deterioro debido al paso del tiempo.

Otra de las características de esta adquisición es que la cruz que está sosteniendo a la imagen del Santísimo Cristo no es la original sino que se tuvo que cambiar con el tiempo. A pesar de esto, la talla de madera sigue teniendo importancia.

Una de las referencias que existen de esta pequeña escultura aparece en el libro Antigüedades de Garachico, de Pedro Tarquis y Rodríguez, en 1974. En este libro, aunque no se habla de la réplica del Cristo de La Laguna, sí aparece una      fotografía de la talla.

Sobre la adquisición de la imagen de madera policromada, la concejal de Patrimonio Histórico en el Ayuntamiento de La Laguna, Cruci Díaz, explicó que "se ha tenido que buscar la partida presupuestaria por lo que, para adquirirla, se tuvo      que hacer dicha modificación del presupuesto municipal". Asimismo, la concejal recalcó que "esta réplica del Santísimo Cristo de La Laguna es muy importante para la ciudad, por eso hemos hecho todos los trámites que permitirán su              adquisición".

HARIDIAN DEL PINO | LA LAGUNA. LA OPINIÓN DE TENERIFE 19 DE OCTUBRE DE 2009

VILLA DE CANDELARIA

Basílica menor de Ntra. Sra. de Candelaria

-Cristo de La Laguna, óleo sobre lienzo. 1988 Autor: Juan Ruano (Santa Cruz de Tenerife, 23 de abril de 1923-15 enero 2004). Ubicación: a los pies de la basílica, lado de la Epístola.

Juan Ruano, el pintor del mar tinerfeño, nacido en el Monturrio (hoy barrio Duggi), centró su probada sensibilidad y capacidad en cuatro facetas muy importantes para él en la vida; su familia, el deporte (en concreto el atletismo y el fútbol), la pintura y la docencia de la educación física.

Romántico empedernido, amable anfitrión, honesto, sencillo, generoso y un magnífico marinista, entre otros calificativos, enmarcan algunos aspectos de su personalidad, llena del vigor y la fuerza de voluntad que heredó de su época de buen atleta.

Juan Ruano siempre se caracterizó por ser un trabajador constante, ayudado por la música clásica que siempre envolvía el ambiente en el que desarrollaba su trabajo. Todos los días pintaba, muchas horas, inspirándose en el cúmulo de recuerdos de las playas y calas de la Isla que visitó a lo largo de muchas décadas, junto a su fiel perro Peter.

Durante los últimos doce años Juan Ruano se dedicó a investigar y experimentar diferentes colores que definieron cada una de las series de marinas presentadas en Navidad, esmeralda, gris, púrpura, plata, dorada... Aquellas tonalidades definían la paleta que iba a utilizar en sus creaciones, casi siempre escenas de la costa, en estado salvaje, sin "notarse" la irrupción de la mano del hombre. Él siempre evitaba la presencia humana en sus marinas, salvo raras excepciones en las que incluía una barca varada en la playa. También pintó escenas nocturnas y de alta mar, además de amaneceres y atardeceres, con su peculiar luz, la réplica de las nubes en el mar, la transparencia del agua que acaricia la arena y las rocas de la costa, el movimiento de las olas, su clímax.

Él se declaraba defensor a ultranza del medio ambiente, de la costa tinerfeña que conoció y disfrutó, recuerdos de los que quería hacer partícipe a los demás a través de sus pinturas. También era una persona amante de las tradiciones canarias y del paisaje canario, como las romerías, que pintó repletas de personajes, además de ser profundamente religioso, motivo por el que dedicó algunos de sus cuadros al Cristo de La Laguna, depositado en la Basílica de Candelaria, o los últimos que consagró al Hermano Pedro, a Judas Tadeo y a Sor María de Jesús.

Ruano fue el autor del diseño de la escultura del Chicharro, en santa Cruz de Tenerife.

CIUDAD DEL PUERTO DE LA CRUZ

Parroquia de Ntra. Sra. de la Peña

Capilla y antiguo retablo de San Patricio Patrón de los Irlandeses: Ambos de incalculable valor, pues se trata de la única capilla con artesonado mudéjar, y su retablo es el más antiguo de la parroquia y uno de los más bellos. Mandados construir por el Irlandés Bernard Walsh Carew y su hermano Patrick donde figura el sepulcro familiar. El retablo consta de dos cuerpos, ático y tres calles, con hornacinas en el primer cuerpo de la izquierda dedicadas a Santa Rita de Casia, en la central, la Inmaculada Concepción y en el de la derecha San Agustín. Debajo de la Inmaculada Concepción esta la Imagen de San Patricio, de incalculable valor histórico. El resto del retablo está ocupado por cuatro lienzos, uno de los cuales muestra una representación del Stmo. Cristo de La Laguna, todos ellos de escuela Canaria del siglo XVIII. La Capilla antigua dedicada a San Patricio estaba al cuidado de la influyente colonia irlandesa.

MUY NOBLE LEAL Y VILLA DE LA OROTAVA

Parroquia de San Agustín

- Óleo del Santísimo  Cristo de La Laguna. Atribuido a Cristobal de Quinatna.Se encuentra en la capilla de Ntra. Sra. del Carmen coronando el retablo.

Este hermoso templo fue la iglesia del ex-convento de Nuestra Señora de Gracia. El convento fue edificado -según Viera- por Fray Baltasar de Molina. Se comenzó a construir en 1671 sobre los terrenos de la antigua ermita de San Roque. Es de tres naves, con cubierta de inspiración mudéjar, y de planta basilical, mostrando en el exterior una triple portada de doble cuerpo.

La parte central, de marcado estilo barroco, está decorada con capiteles corintios con hojas de palma. En su interior, el artesonado del crucero muestra un excelente alto relieve estofado y policromado de Nuestra Señora de Gracia. También dispone de un interesante coro alto y presenta seis bellos retablos que sobresalen por su barroquismo, así como por las piezas escultóricas que albergan. La portada del ex-convento de Nuestra Señora de Gracia, de tres cuerpos en piedra, forma ángulo recto con el frontal de este templo.

En el segundo nivel de la portada destacan el artístico tallado de la madera y los dos relieves que representan a Nuestra Señora de Gracia y a San Agustín. En la actualidad es sede del Centro Cultural San Agustín.

CIUDAD DE GÜIMAR

Parroquia de San Juan

La Ermita de San Juan tiene su origen en la primera mitad del siglo XVI.Está vinculada al Ingenio azucarero fundado por los italianos Juan Felipe y Blasino de Inglesco. Hacia 1530, tomó sus riendas el capataz Diego de Cañamares, quien es posible que iniciara la construcción del templo. Esta antigua edificación sufrió las inclemencias del tiempo, de manera que a principios del S. XVIII se hallaba casi en ruinas. Acomete su restauración Don Luis Tomas Baulén y Fonseca, perteneciente a familias laguneras. Es por ello que en el retablo mayor de la actual ermita vemos sendos cuadros con representaciones de imégenes de gran devoción en La Laguna; La Virgen de Los Remedios y el Cristo de La Laguna. Anónimos.

MUY HONORABLE VILLA DE BUENAVISTA DEL NORTE

Parroquia de Ntra. Sra. de los Remedios

El Cristo de La Laguna entre San Francisco y Santo Domingo. Ático del retablo de la nave del Evangelio de la iglesia de Nuestra Señora de los Remedios en Buenavista del Norte. Desaparecido en el incendio de 1996. Anónimo  Canario del siglo XVII. Actualmente se ha hecho una nueva réplica y se ha colocado en la misma ubicación que el anterior lienzo.

CIUDAD DE TACORONTE

Parroquia de San Juan Bautista

Pertenece al primer tercio del s. XVII. Tiene ciertos rasgos semejantes al Cristo de La Laguna, por lo que debe atribuírsele a algún maestro local. Este debe ser el primer Cristo existente en el Retablo de su advocación en la parroquia de Santa Catalina, en el mismo municipio.

VILLA DE LA MATANZA DE ACENTEJO

Parroquia de San Antonio Abad

 

GUÍA DE ISORA

Parroquia de Ntra. Sra. de la Luz

 

VILLA DE LA VICTORIA DE ACENTEJO

Parroquia de Ntra. Sra. de la Encarnación