Palacio de el Pardo

Cuando se le concedió la medalla en Madrid, (Enero de 1970) el alcalde de La Laguna (D.  Francisco Marcos Hernández) leyó un breve discurso en el que destacó: "Os traigo el cariñoso afecto que os profesa la ciudad, primera Capitanía General de las Islas, y en la que sois Excelencia y el Esclavo Mayor Perpetuo de su Santísimo, Venerado y Milagroso Cristo, a quien hemos pedido, antes de esta visita que os habéis dignado concedernos, las mayores venturas para vos, que es como pedirles para España y su engrandecimiento".

Tras recibir la condecoración, el que fuera capitán general de Canarias en 1936  (Excmo. Sr. D. Ángel Dolla Lahoz) hizo referencia a sus vinculaciones con La Laguna durante su estancia al frente de la Capitanía General de Canarias en Santa Cruz de Tenerife, y a sus recuerdos de la ciudad y el Cristo. En 1970, el Ayuntamiento y la Esclavitud le regalaron una copia del Cristo, que el Jefe del Estado colocó en la iglesia del Palacio de El Pardo, su residencia oficial de entonces y hoy una de las dependencias de la Casa Real.